domingo, 31 de julio de 2011

Gracias Ani

Le pedí que me explicara  alguna de las diferencias entre las leyes de la conciencia y las leyes de la materia y asi me lo explicó:

Las leyes de la materia, son las leyes de entropía, son leyes físicas que nos explican que si yo te doy diez euros, quedo diez euros más pobre. 

Sin embargo en las leyes de la vida:

si  te doy un beso, no quedo un beso más pobre.
Si te doy un abrazo, no quedo un abrazo más pobre.
Si te doy una caricia, no quedo una caricia más pobre.
Si te doy mi conocimiento, no quedo más pobre.
Y si te doy mi amor, ¿como crees que quedaré?

¿Puedes ver la diferencia?

jueves, 28 de julio de 2011

soy feliz, porque quiero y me da la gana.

Conozco a Luisa desde hace tiempo, Luisa triste y enfadota, Luisa siempre deprimida, siempre árida, siempre dando un paso hacia atrás cuando trato de acercarme a ella. Viviendo de la compasión emocional que despierta. Ahora mantengo la distancia, no me acerco, dejo que el espacio que elimina ese trecho que es barrera de cristal entre ella y yo caiga de su lado.
Cuando trato con ella, se va a casa más animada y yo un poco menos, como si intercambiaramos los papeles y en ella apareciera su yo más alegre y en mi el más taciturno.
Suele decirme que a veces me envidia porque mi vida parece más ligera, porque tengo buen humor y cree que mantener el humor y las ganas de vivir vienen como los ojos negros, de serie y ella llego sin pieza.
Existen algunas personas como Luisa, que teniendo todas las herramientas para vivir se empeñan en no usarlas, y quiero aclarar que no estoy hablando de personas enfermas.

Ser Feliz deberia ser obligatorio, no un derecho sino un deber. Cada año en la declaración de la renta deberia existir una casilla que preguntara ¿fue usted feliz el año pasado? pues premio. ¿No fue feliz, no se esforzo en serlo? la cuota más alta a pagar.

Ser feliz, da mucho trabajo, es difícil y en muchas ocasiones doloroso,cuando todos los argumentos son pesimistas, y te susurran al alma como si te revelasen grandes secretos, que vivir es peligroso, que no se puede confiar en nadie, que los problemas nunca acaban y que lo peor esta por venir, es necesario hacer un esfuerzo de disciplina mental inmenso para no dejarse seducir por el pesimismo y caer al vacio con ellos.
Y quiero huir de esos argumentos y alejarme de esas voces machaconas, para no caer en la estupidez de ser infeliz.
Abandonarse es fácil, permanecer herido, ofendido, deprimido, culpar a otros, ser victima es más sencillo que disciplinarse en el pensar y en el sentir, que luchar contra la tristeza, el miedo, el odio y no caer en la locura de la amargura porque si.
Luisa ha pasado buena parte de su vida buscando llaves que abrieran puertas que no existían, viendo problemas y monstruos donde en realidad no los había y despreciando donde de echo se encontraban, tan dentro de su alma.
No necesita grandes catástrofes para ser infeliz. Se basta a si misma.
Buscar y encontrar la parte clara de las personas y de los acontecimientos, no rendirse y ajustar las velas del barco, es cuando menos cuestión de voluntad, en algunos momentos de mucha voluntad.
Ser feliz puede resultar muy doloroso, pero de un dolor que produce, que fructifica, que alimenta y te hace crecer, que no te niega la alegria y el placer de estar vivo.

jueves, 21 de julio de 2011

Albin y los lobos

Algunos lobos estaban aullando en la noche y durante varias de ellas seguidas, su gemido largo y profundo se extendia en todas direcciones como la niebla.
Albin, les oia estremecida y seguia con tristeza sus lamentos, noche trás noche.
¿Por qué lloran los lobos? me pregunta.
No lloran cariño, solo cantan, se comunican entre ellos de esta forma. Solo cuando son jovenes lloran cuando sienten hambre y estan solos, le respondo.
Estos deben serlo, intuye.
Podriamos visitarles y llevarles algo de  comer para que no lloren más, me estremezco cada noche oyendo sus gemidos, me apena que lloren asi, dice tristoña.
Albin, ¿sabes que comen los lobos?Los lobos devoran corazones como el tuyo y como el mio.
La naturaleza les dara cobijo y alimento.
No sabes, no imaginas lo peligroso que resulta sentir pena de lobos hambrientos, siendo un corderillo como tú.
 Tu dulzura no les saciará el hambre, si no quieres que te destrocen el corazón, no te acerques a ellos.

martes, 19 de julio de 2011

Ya te vale

Me ha llamado hoy para invitarme a pasar un fin de semana con su familia en la playa. Dice haberse acordado de mi humildisima persona porque piensan volver a ver a una amiga que tenemos en común y que vive muy cerca del lugar donde están pasando el verano.
Y por un momento, la he creído y me he alegrado de su llamada y  he renegado por no poder decirle que si, que me iba a pasar el fin de semana con ella.
Pero antes de esto cuando he visto el numero de la llamada me he asustado un poco. Hace poco tiempo que se había marchado y normalmente se pasa el verano y no nos llamamos, ya no es algo habitual. Tal vez se le ha olvidado alguna cosa, o esta muy aburrida tumbada al sol, rebozada en arena como una croqueta.
Pero debo ser de buen pensar y nada mas oír su propuesta me he sentido una pizca mal pensada. Ves, solo quería invitarte a pasar unos días y tu pensando que algo necesitaba.
Me resultaba extraño porque desde que no somos nada, no me había vuelto a proponer ni un café y si lo propuso en algún momento siempre recurría a alguien para no quedarse a solas conmigo. Que valiente tontería porque yo tampoco quería ni estar a solas con ella y entonces tampoco verla.
Pero la gente puede cambiar, siempre es posible darle una nueva oportunidad a quien parece estar mas cercana y dispuesta a firmar la paz.
Y entonces es cuando me ha preguntado, quien es el chico con el que  me han visto los últimos fines de semana.
¡Acabáramos, ya se descubrió el phosquito!
Ni la gente cambia, ni yo dejo de ser una imbécil, ni la tierra es redonda (bueno eso si).
Manuel es un chaval joven,  muy atractivo, que conocí hace tiempo en un chat y coincidimos en muchas aficiones, algunos hobbies y tiene un sentido del humor muy parecido al mio y nos reímos bastante. Como pasa de camino a la ciudad donde trabaja, los domingos suele llamarme para tomarnos algo y charlar un rato. Da la casualidad que todo el mundo me ve con el y sospecha, alguien le llevaría el cuento y como yo no le doy importancia al hecho y ella estará muy aburrida, le habrá parecido un poco brusco llamarme para hacerme un tercer grado- interviu a palo seco y me ha colocado delante la zanahoria de la invitación.
Después de todo, sigo apreciando su amistad y me escuece que ahora solo seamos amigas de papel couche, pero es lo que hay y habrá que espabilar.
De momento le he dejado caer un  guante, y ahora esta mas intrigada que cuando me llamo.
¡Una pena!

domingo, 17 de julio de 2011

De menú

Cuando Eva estaba a punto de casarse, creo que quedaban 3 días para la boda, recibió una llamada del encargado del restaurante donde tenían previsto el banquete, diciendo que había un pequeño problema con el menú ¡y faltaban 3 días para el evento!
Ella se puso a temblar, y lamentar haberse dejado liar para casarse con toda la pólvora.
-¿Cual es el problema ahora? le preguntó al encargado.
-Pues que de la cantidad de chuletón de Ávila previsto, solo hemos conseguido la mitad, y queriamos comunicárselo para proponer o que propusieran un plato alternativo. Acabo de hablar con la madre del novio y con él mismo y proponen como solución, dar el chuleton a sus invitados, que son aproximadamente la cantidad de carne que tenemos y al resto bien una tortilla francesa o calamares.
Eva que de normal tiene mucho sentido del humor, ni estaba normal y había perdido todo el sentido, se quedo de mármol.
A ver, a ver no lo he entendido bien, ¿que a los invitados del novio les sirvan la carne de Ávila y a los míos una tortilla francesa? ¿y eso lo han pensado mi futuro y mi suegra, ellos solitos??
-O unos calamares, le contestó el tipo.
Y me ha parecido que se lo debía comunicar para ver si la novia y su familia están de acuerdo. Lo cierto es que se hubiera solucionado el problema en un momento.
-¿Donde esta la cámara? ¡necesito, espero que haya una cámara y esto sea una broma, porque lo mismo no es necesario que cocines ni la carne, ni las tortillas!
Ya no pudimos contenernos y le gritamos ¡inocente..! desde el otro lado del teléfono.
Fue una broma estúpida, pero a la hora del banquete, todos los invitados comieron un pedazo chuletón  de Ávila y los amigos de la novia una tortilla de dos huevos sin jamón, ni gambas ni nada.
Y es que hay gente que no tiene sentido del humor, ninguno.

sábado, 16 de julio de 2011

38 y 22

Nunca he sido seguidora asidua de casi nada (ahora de la blogosfera) no me gustan los culebrones, y si he seguido algunas series, no me he desquiciado  nunca si algún episodio se me escapaba. Una de las pocas series de televisión que seguí cuando era niña, yo tendría unos diez u once años,  se llamaba "Juanita la larga", basada en la novela del mismo nombre de Juan Valera. La actriz que la protagonizaba era Veronica Cela y el actor  Conrado San Martin. La historia ocurría en un pueblo y a mediados del siglo XIX. Ella era la chica más guapina del lugar y D. Paco, el galán, era bastante mayor que ella. Él logró enarmorarla pero las presiones sociales que como siempre tienen vela en cualquier entierro, no facilitaban la relación.
Eran heterosexuales y era difícil.
En mi pueblo, la misma situación se ha dado entre dos hombres, que ya no viven aquí, y que podemos considerarlo como el escandalo del siglo, por lo menos entre mis vecinos.
No solo porque se trata de dos hombres sino también porque como hay cierta diferencia de edad entre ellos, uno tiene 38 y el otro 22 hay un barullo increíble.
Las opiniones pasan por atacar al mayor, al que suponen ha seducido al pipiolo.Aún hay quien cree que se puede inducir a otra persona a ser y hacer aquello que no le gusta o no es. Argumento muy manido, que ya les digo que nadie es inducido si no quiere y por esa regla de tres no habría homosexuales en el mundo, porque desde que tienes dos dientes, se empeña tu circulo familiar y  social en buscarte pareja heterosexual y a presionar abusando de su poder, coaccionando e induciendo a renunciar a la naturaleza real que portamos. Por cierto, la violencia y el abuso de poder, ejercido sobre niños o adolescentes  para tener sexo, tiene nombre, pero la violencia y el abuso de poder que se ejerce para obligar a no mostrar o tener relaciones sexuales según la tendencia homosexual, no lo tiene o  al menos no lo conozco.

Y a todos los comentarios maliciosos  queda añadirle la diferencia de edad. Y como la sociedad premia la juventud como si fuera un valor conquistado y no un situación pasajera consideran que el mayor es más beneficiado.Esta claro que la experiencia  favorece a la hora de seducir y si solo se  hubiera tratado de  ligar  una noche, puede que si, pero para un intento de  pareja en serio, creo que es más bien al contrario, que resultaría más beneficiado  el más joven. El chico de más  edad tiene un desafío mayor para la casa. Se encuentra con alguien que no se le equipara en madurez, con quien tendrá que dividir sus recursos en lugar de sumarlos, con referentes generacionales  muy diferentes. Quien parece la víctima, no me lo parece, más bien al contrario y me consta además que él  así lo siente.

Deseo de todo corazón que les salga bien y  después de todo este barullo egoistamente lo deseo para poder tapar la boca de algunos varios.

martes, 12 de julio de 2011

agua y sal



Llorar desintoxica el alma, de vez en cuando aligera el cuerpo del  peso de las emociones acumuladas, desbloquea los lagrimales, limpia la mirada, abrillanta los ojitos y después de un ratito la visión esta más clara y parece que hubieran limpiado el aire y el corazón se refresca, como si se hubiera dado una ducha.
Cuando llorar se convierte en un hecho habitual, tiene el efecto contrario,  carga el corazón,  irrita los ojos,  los oscurece y los  llena de ojeras. El animo se enturbia y el aire se llena de polvo.


Los científicos las llaman pelicula lacrimal:
"Cada lágrima se compone de una capa acuosa encerrada entre una capa interna de mucus y una capa externa oleosa compuesta por lípidos y otras grasas"
Los científicos no son poetas, ni siquiera para hablar de lágrimas.

Tienen un sabor diferente, son más saladas o más ácidas segun el motivo que las hace brotar y queman más la piel cuando son de ira, de impotencia o de rabia, que cuando brotan por alegria, por amor, por empatia, por solidaridad.
La detención de las lagrimas en el saco lacrimal puede llegar a  forma piedras. Me da la impresión hoy que estoy especialmente mística, que las piedras que no lanzamos, no disolvemos y no olvidamos, se quedaran dentro taponando los canales, impidiendonos fluir y  haciendonos daño.

Cuando la vio llorar, solo se le ocurrio decirle:
-No seas tonta, no llores más, las lágrimas solo son agua, sales y aceite.
-¿Solo eso son mis lágrimas? pregunto ella, mirandole con tristeza.
-Si, solo eso, le respondio.

Después creo que ella recogio sus cosas, buscó su maleta y se marchó.

martes, 5 de julio de 2011

Corazón mio.

Fíjate, pasarme tanta vida tratando de sacarte de mí  inútilmente, proponiendo mesa y mantel todos los días esperando a que volvieras, no porque mi razón estuviera ciega y sorda, no, sabes que mi razón suele ser muy sensata para cuestiones de corazón, sobre todo de los corazones ajenos, era el dichoso anterior el que no quería y no quería que salieras de mi vida. Día si, noche también me he empeñado  más tiempo del que quiero recordar en convertirte en demonio o en ángel, según se planteara el soliloquio para quererte o detestarte; sin éxito y sin pausas.
Sabes que desde que desenovelamos nuestra existencia conjunta ni he podido olvidarte ni he dejado de buscarte en cada uno de los amores que encontré, con el resultado que era de esperar. La banda sonora de mi vida se acortaba a cada rato y no podia dejar  de estar donde estoy por si querias volver.

Fíjate en cuanto tiempo, cuantos intentos de acercamientos baldíos, cuanto sinvivir estéril, y resulta que me ha bastado con  decirte de nuevo abiertamente que te quiero, para comenzar  a olvidarte.
De por qué lo hice ni me preguntes, que aún tengo la impresión de no haber sido yo quien  expresaba.

Curiosa la vida, que a pesar de permanecer clavada a  un sueño imposible, me mantenía activa y fuerte. Has sido mi energia vital, mi sostén y mi esperanza en tiempos tan áridos, a pesar de ti y ahora que soplo las velas del olvido, casi me siento  temerosa de no encontrar más luz en otra parte.

Nunca se me ocurrio siquiera rozar el pensamiento de pedirte que  volvieras, solo me obsesionaba dejar de quererte, me dicen que hubiera bastado con volver a compartir vida para ello, pero por màs que este corazon mío tenga razones que no puedo entender no quiero hacerlo; nunca quise quererte en conciencia.
Sin embargo he hibernado durante tanto tiempo, me he acotumbrado tanto a la oscuridad que la luz más tenue aun me ciega, y entreabro los ojos con el temor de saber si seré capaz de sostenerme sin ti, de desintoxicar mis canales  y  encontrar otro motivo de continuar, otro motor, otro apoyo.
En esta nueva etapa de mi vida en que tantos cambios de rumbo y de circunstancias se estan presentando, después de regalar tu mantel y tus cubiertos, entre la sensación fria de no llevar puesta la cadena al corazón y la emoción de la libertad recien llegada que ni intui llegaría, me siento tan ligera que me parece que podría volar; y al mismo tiempo un resabio de tristeza me clava todavia al tiempo ido.
Pero solo una pincelada, soportable, atenuada y con vistas a desaparecer.