miércoles, 1 de agosto de 2012

siesta interrumpida


Suena el teléfono a las cuatro y un minuto de la tarde, justo cuando estaba intentando echar la siesta. Me pilla entre sueños y me despierto dando un bote, no esperaba ninguna llamada a esas horas. Descuelgo el teléfono con el corazón taquicárdico y escucho la voz dulce de una chica de ventitantos que pregunta si soy la esposa de Pascual.
De cual Pascual, del padre o del hijo? Agggg, no, no soy la mujer de Pascual bonita y estas horas no son horas de buscar a su mujer, ni a su suegra ni a tu abuela, será posible..!
Oh lo siento, dice, pero ya aprovecho si te parece para preguntarte si tienes seguro de hogar. Le digo que no tengo hogar, y ella insiste ¿y de entierro? Casa puedes no tener, pero morirte, seguro que te vas a morir.
Eing, ¿cómo?¿Me despiertas de siesta para preguntarme si tengo seguro de entierro? ¿Alguien puede pensar que es buena estrategia para hacer negocios cabrear a la gente? No me lo puedo creer, pero ya que estoy despierta y es seguro que no voy a poder dormirme otra vez y la chica tiene una voz bonita...
Pues no, mira no tengo seguro de entierro, pero iluminame ¿cómo va el tema, te aseguras y no ya no te mueres? Y la chavala comienza a darme las cifras de infarto que por lo visto cuesta un entierro. ¡6000 euros!
Anda, anda como va ser eso, si  por ese dinero se quedan sin enterrar todas las suegras, las cuñadas, los pobres, los viejos.
¡Que si, que es muy caro y  pone todo su interés en hacerme entender que es así, y trata de desglosar cada concepto y cada cantidad.
Me daba palo hacerle perder el tiempo, seguro que es su primer trabajo y  le corto el listado para decirle que acabo de darme cuenta que por ese dinero me dejaran sin enterrar, cuando mis cuñadas hagan números me entierran en una maceta!
Pues por eso mujer, me dice, que necesidad de darles luego un disgusto y dejarles esa deuda, estando asegurada nadie tiene que hacerse cargo del pago y te recordaran con más cariño.
Mmmmm pues me estás dando otra idea. No estaría mal que se acordaran de mi todos los días, y me sale una risilla malvada.
Le cuento que yo no me voy a morir nunca y en cualquier caso si  algún día por aburrimiento me decido a ello (que va ser que no), donaré mi cuerpo a la ciencia para que se ilustren y por fin podré salir en alguna revista aunque sea científica, que tengo ganas de un titular y creo que  para colmo de interesante, de  esa forma no hay gastos de entierro.
Ya se percató que no iba a venderme esa tarde ninguna moto pero eso si, si en algún momento necesito una poliza deloquesea la llamaré, que para eso me dejo su número.
Espero que con la mujer de Pascual tuviera más suerte.

15 comentarios:

  1. Jajajajajja...y todavía puedes contar esto de buen humor después de despertarte, de decirte que te vas a morir, de que a tus cuñadas no les vas a dar el disgusto porque te mueras sino por la deuda que les vas a dejar? Menos mal que la chica tenía una voz bonita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una voz a la que se le podia perdonar todo lo demás, jejejeje.

      Eliminar
  2. jajajajajajajajajajajaj Desternillante historia. No sé cómo a medio gas has sido capaz de haber ido hilvanando algo tan divertido. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Luna, a medio gas nada que cuando despierto acelero de 0 a cien a cien por cien en segundos, como los mejores autos!
      Besico guapa

      Eliminar
  3. jajjajajaa!! acabo de despertarme de la siesta :P

    Lo que hace la gente con tal de venderte algo!!

    Besos!!... y un buen café...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro LesÑadora a las 18:10 ya es hora de despertar de la siesta y aunque te llamaran para venderte la torre del oro, no es lo mismo...
      Hay gente muy desesperada por vender y algunas personas utilizan unas técnicas muy agresivas, a mis vecinas mayores les espanto alguna vez a algún doberman que les intenta colar cualquier zork chino.
      Besos

      Eliminar
  4. realmente debia tener una voz increible si no la mandaste a vender seguros a su p..obre madre despues de llamar a esas horas...jajajaja
    que caracter tan apacible... :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a punto de, te aseguro que era una voz bonita y hasta diría que ingenua. Y el caracter apacible me ha costado caro alguna vez, pero caunaescauna.
      un besito

      Eliminar
  5. A veces tengo que llamar a clientes a las 8 de la mañana (algunos de Canarias) y no me suelen recibir de tan buen humor como tú...ojalá me tocaran más cerezas y menos melones...Eso si, reconozco que la voz logra milagros. Dicen que tengo una voz bonita por tfno y trato de endulzarla un pelín más para que no me ladren cuando les saco de la cama...

    A Pascualina le terminó vendiendo un seguro para que las vacas no tengan mala leche!! :-)


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también bruto, hijo mio!!
      mira que si alguna vez me has despertado y he hablado contigo...

      Eliminar
  6. Yo he vendido lotería por teléfono... con eso te digo todo; intento ser amable cuando rechazo la llamada porque sé que es su trabajo. Pero reconozco que es irritante según las horas y la reiteración.
    Besos. Lenteja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has vendido la suerte por teléfono y has vendido, ya no quiero tener que negociar contigo absolutamente nada.
      Lo que hay que hacer pa comer!!

      Eliminar
  7. HAY trabajos que no están pagados...
    Clientes para pagarlos...
    Y jefes para pegarlos...
    Vamos, de todo hay! (pero la siesta es la siesta pordió)

    ResponderEliminar
  8. ...A ver... es la mejor hora, el sobresalto puede provocar infartos..¡¡ casi te mata del susto!!!por otro lado mira si te duermes y el cigarro cae a la alfombra..¡¡un seguro de hogar!!!... cuestión de marketing.SÓlo faltó con su voz afable..UN ejem ejem ejem "erostico"..claro que era hora de siesta..cortes de digestión ¿seguro de vida?....
    LA BOHÉME

    ResponderEliminar

Cosas de niños. Adan y Eva

A el pequeño le encanta enseñarme cuanto sabe, cuanto aprende, cuanto ve. Sus libros, llenos de garabatos, son para mi como un museo llen...