Entradas

Mostrando entradas de 2017

Desmemoria

La tierra que cubre la tierra de mi tierra es leve.
No hay plomo que la desnude o la vista de gris,
porque respira por encima de una escala de cales y arenas.
Las partículas que levitan suspendidas en el aire
arrastradas por el viento, llevan en su adn la sangre mezclada de quienes
volvieron al útero madre antes siquiera
del envero.
Aquellos que nutren los frutos del arbol grande
que se eleva altivo no serán olvidados jamás.
Esa es su breve victoria no deseada, cruel, despiadada.
Envuelven con el aroma de la hierba y las rosas que alimentan
el viento que lleva sus voces de alma penadas
a sus asesinos, a quienes, si bien, nadie despenó,
despeñaron  en su origen lo humano para no ser hombres nunca más.
Unos vivirán para siempre, otros no morirán nunca.
Todos pagaron peaje.

Por más que se tapen con cemento las lápidas de la memoria,
la tierra siempre queda por debajo, jamás es clandestina.


25 de noviembre

"Las violaciones son “crímenes por medios sexuales, pero no son crímenes para la sexualidad”.

"El acceso sexual es una forma de castigo, de dominación: “No hay placer, sino gozo dominador”. Y es un acto expresivo dirigido a otros, pues “la persona más importante para un hombre es otro hombre, se constata todo el tiempo, todos los días”. Rita Segato

Tengo la impresión

Cada día se hace más fuerte en mí la  impresión de que España está regida por descendientes de Isabel II, hija de Fernando VII, y gobernada por carlistas, seguidores de Carlos María Isidro, hermano del "Felón".

Los que te envidian

"Muchos de aquellos que te envidian no saben lo que vives.
Tus luchas que desconocen.
Las acerbas pruebas que soportas en silencio.
Las fragilidades que tantas veces te hacen sucumbir.
Las lágrimas que viertes a escondidas.
Los conflictos íntimos que disfrazas con melancólica sonrisa.
Los dramas de conciencia que no puedes compartir con nadie.
Los andrajos que te cubren el espíritu necesitado de paz.
Los tormentos cotidianos que te abocan al desequilibrio.
La soledad en que vives, aunque siempre rodeada de tanta gente.

Los que te envidian no saben..."

Paraules

Dice Emilio Lledó que la única patria que reconoce es su lengua, con la que ha podido hacerse entender y entender a otros. Esa no es mala patria.
Harta de ver ondear telas de colores para esconder los trapos sucios.
Dicen que la democracia consiste en hacer creer a las marionetas que mueven los hilos del titiritero.
Me uno a la patria de Lledó. A partir de ahora solo seré de palabra.

Pájaros...andan juntos

No se sabe muy bien el motivo, pero siempre se encuentra en medio de situaciones difíciles de las que escapa por muy poco. Sus novias se parecen tanto entre sí que no es extraño creer que las elige en la misma familia. No se explica muy bien como sucede porque procura no caer en el mismo caos y, sin embargo, la historia se repite de vez en vez.
No hay que buscar complicadas respuestas en el vudú, el mal de ojo o los "trabajos" de las brujas. Es mucho más creible que la ley de afinidad se manifieste dandonos la oportunidad de indagar con algo más de acierto cada vez, sobre los motivos por los que basta darle una patada a una piedra y encontrar de nuevo la misma locura.
A veces, la vida responde, conforme indagamos. El principio de "los semejantes con los semejantes" es ciertamente inquietante. Caminamos al encuentro  con nosotros mismos y descubrimos invariablemente aquellos que piensan con nuestra cabeza y sienten con nuestro corazón. Viviremos siempre en compañia …

Desvincularse no es desapego

Desvincularse de los afectos será siempre una prueba difícil. El momento de diferenciarse uno de otro. El tiempo de templar todo el ideario de vida para llevarlo a la práctica. Dar libertad a quien libertad te pide, tal vez, para trillar caminos poco seguros y en cualquier caso lejanos; cancelar compromisos antes de hora a fin de facilitar el vuelo sin lastres por más que duela. Queda la esperanza de un reencuentro, una puerta entreabierta por si necesitan volver y las cerraduras estuvieran veladas...
Permanecer o quedarse es una prueba de amor. ¿No lo será también dejar marchar...?


Pesadas y medidas.

La panadería del barrio junto a la pequeña tienda de Eloy eran el corazón de la manzana. El tránsito hacia allí era siempre incesante. Luego, con la evolución del comercio grande que se come al chico, solo la panaderia se medio mantiene. De Eloy solo quedan las cenizas, tanto en sentido figurado como literal, porque el tabaco acabo con él antes que el neocapitalismo. No tuvo ocasión de ver desmororarse todo su esfuerzo a manos no del mejor comerciante sino del más adinerado. Esta última torre también está al caer. El supermercado que derribó a los  ultramarinos ahora lucha por seguir abierto frente a un mercadona que lo va a asfixiar, sí o sí.

La panadería, además de hacer pan del bueno, siempre ha estado regentada por mujeres excepcionales. Ellos no las dejaban hacer el pan solo la bollería. Al parecer, las tareas (tan femeninas ellas) se asignaban por género gramatical. Al pan, pan y las magdalenas, Madalenas.

Padre e hijo panaderos han sido y son adustos, de ceño corto, y de palabr…

No me lo digas...!

En jarras, con la cabeza inclinada hacia un lado y los ojos muy abiertos Laura sin irse por las ramas lo ha disparado directa al asunto:
-¡¿Te han despedido?!
-Bueno, para ser más exactas, se ha terminado mi contrato.
-Pero, ¿te han despedido?
-Sí.
Y con toda la indignación mezclada con preocupación que le cabe en el cuerpo, me ha preguntado que de qué voy a vivir ahora.

-Pues no lo sé todavía. Tendré que volver a buscar trabajo.

-No te preocupes, tengo un idea. Podrías venir a dar clases a mi escuela.

-Ay, si es que para eso hace falta un papel que te dan en la universidad.

Me ha mirado de arriba abajo y lo ha comprendido todo en un instante.

Como es muy teatrera, se ha llevado la mano a la frente y se ha lanzado al sofá.

-No me lo digas. ¡¡No fuiste a la universidad!!

¡Vaya, pues ya ha descubierto América!

Como se da cuenta de que estoy desconsolada, me siento desamparada y estoy muy triste ha concluido diciendo:

-No te preocupes, Cere, te puedes venir a vivir conmigo y seremos muy …

Consecuencias

La piel, de no rozarla con otra piel
se va agrietando...
Los labios, de no rozarlos con otros labios
se van secando...
Los ojos, de no mirarse con otros ojos
se van cerrando...
El cuerpo, de no sentir otro cuerpo cerca
se va olvidando...
El alma, de no entregarse con toda el alma
se va muriendo.
Bertolt Brecht
Hoy en el planetario, después de la exposición, el guía se ha ofrecido a responder las preguntas que hubieran ido surgiendo. Diego ha levantado la mano y solo ha realizado una:

- ¿Porqué se acabó el agua en Marte?

Nadie le ha sabido responder. Es una pregunta para nota, decían.

Después se ha quedado hablando con un grupo de gente a quien les hubiera podido vender la luna de haberselo propuesto.
No sé si va a ser una eminencia o un sinverguenza, pero desde luego, de medias tintas no es.

Todo el poder para mí.

Cuando Diego tenía unos cuatro años jugabamos a lanzarnos los cojines del sofá de  la abuela, sin que ella lo supiera, claro está! Cada vez que conseguía ganar para su terreno los dos trofeos, él repetía : "el poder es mío", "todo el poder para mí". Cuando yo se los quitaba por lo bajo (porque para algo era más alta, más habil y tenía cuarenta años más que él) protestaba por mis malas artes.

Un día cansada de escucharle tanto mencionar el poder, le pregunté:

-Diego, ¿para qué quieres tanto poder, hijo?

Él y su sabiduria de cuatro años, perplejos por mi ignorancia,  me respondieron:

-Ay, Cere, porque quien tiene poder hace lo que quiere y quien no tiene poder hace lo que quiere el que tiene el poder.

Entonces la perplejidad fue mía y me pregunté, de dónde habría venido este niño tan "viejo".

En estos días voy viendo quien tiene el poder. No es la lengua, ni la cultura, ni la historia,  ni el territorio, ni las razones compartidas o no, ni las leyes justa…
En general, el mayordomo de los más altos servicios públicos, simplemente instruido en la cultura del mundo, se esquiva de la masa común, en vez de ayudarla. Le explota las pasiones, le mantiene la ignorancia y acostumbra robarle la ocasión de progreso. Traza leyes para que ella pague los impuestos más pesados, crea guerras de exterminio, en que deba concurrir con los más elevados tributos de sangre. El sacerdocio organizado, casi siempre, le impone sombras, mientras la filosofía y la ciencia le ofrecen sonrisas escarnecedoras.
En todos los tiempos y situaciones políticas, cuenta el pueblo con escasos amigos y adversarios en legiones.


Querida Carmen:

Imagen
Querida Carmen, sé que hoy ha sido un día muy especial para ti. Tú aún no lo sabes, pero a él regresarás en tantas ocasiones...!! Muchas en los días que vendrán. Hay amaneceres que son puertas de entrada y de salida que se fijan en nuestra memoria y  maduran como el buen vino en el silencio del tiempo para acabar convertidos en el oasis al que regresar en los días de ardencia y el hogar cálido donde reposar la cabeza en las jornadas de invierno. Estos momentos formarán parte de los mimbres de tu vida, que ya vas trenzando y que todos los tuyos, especialmente tus padres,  van tejiendo con ese amor incondicional que como el aire no ves, pero sin el cual no sabes vivir. 

Ya desde que no eras más que una pequeña mórula de células pasabas el tiempo dando volteretas en  tierra materna, tantas que era difícil hacerte una ecografía en condiciones, porque no parabas de saltar y bailar dentro del recinto uterino, tal y como ha sucedido hoy en el cesped del local donde no has parado de dar bri…

Cosas de niños. Adan y Eva

Imagen
A el pequeño le encanta enseñarme cuanto sabe, cuanto aprende, cuanto ve. Sus libros, llenos de garabatos, son para mi como un museo lleno de arte. No puedo evitarlo. Y él no puede evitar hablar y hablar sobre todo lo que estudia. Y en cada encuentro yo aprendo un poco y recuerdo un mucho de lo que ya tenía olvidado por tan sabido. Hasta que una tarde pasando las páginas del libro de historia algo hace desprenderse a mis retinas. ¿Pero cómo es posible encontrarse con Adán y Eva en medio de una clase de historia? No doy crédito. El colegio es concertado. Ni aun así doy crédito. Sin embargo, están ahí entre los ritmos circadianos, los ciclos del agua, de la vida...mirándome con su raza blanca, su manzana roja y su serpiente verde que les acompaña fiel,  condenados como están a acompañarse siempre.

-Vaya, ¿que hacen aquí este par de dos y su mascota?
-Cere, son Adán y Eva nuestros primeros padres. Dios los echó del paraiso.
-Sí, lo recuerdo, por morder una manzana.

Entonces me mira muy …

Barcelona 2017

Imagen
"La ausencia de guerra entre las naciones no ha transformado a los hombres en menos belicosos. La violencia, típica solamente del ser humano, discurre de su capacidad de pensar. Le lleva a tomar por la fuerza lo que podría pedir, a agredir cuando debería dialogar, a crecerse  porque cree que es la única forma eficaz de conseguir lo que desea."

¿Qué pueden desear quienes usan un vehículo de trabajo como un tanque de guerra? ¿Qué deseo les empuja? ¿Qué odio abrasador? ¿Qué mente alucinada puede concebir  semejante plan? ¿Qué acúmulo de iras, de resentimientos, de odios dan lugar a un crimen tan atroz ?


Y entre quienes manifiestan una justa  indignación ante  este hecho se encuentran aquellos para los que  estos actos despiertan una violencia que aguarda ocasión para  justificarse a sí misma.

Para acabar con los caníbales lo mejor es que nos los comamos a todos.

¿No es violencia?  ¿No nace del mismo lugar? ¿No tiene el mismo origen, la misma nacionalidad, igual patria, parecida…

Cosas de niños. Dolor de envidia

Imagen
Los niños se han convertido en un bien escaso. Antes los pobres los tenían a montones. De hecho, creo que de ahí viene la palabra proletario,  de quien es tan pobre que solo tiene a la prole (palabra que se encuentra moribunda,  porque ya no  hay proletarios ni obreros, todos somos clase media burguesita).

Hoy entre los pobres no sé, porque siempre han sido unos inconscientes, pero entre la clase media pobrinha tener hijos es para pensarlo. Horarios de trabajo inteminables, hipoteca, poca ayuda familiar, guarderias caras...Los niños acabarán convirtiendose en cosa de ricos.  Hasta eso nos van a quitar. La vida al revés. Vivir para ver.

En mi familia hay dos pequeños y muchos adultos que tratamos de pasar con ellos el mayor tiempo posible, porque les queremos, porque  aligeran la vida. Donde hay niños hay alegria. Aunque yo siento que están un poco solos. No tienen muchos amigos. Contados los del cole y en vacaciones no coinciden con ellos.

Cada vez que tengo oportunidad salimos e inv…

Pan de hoy...

Siempre fue así. Yo te miraba desde mis calcetines cortos sentada en la escalera de la entrada. Tú pasabas moviendo las caderas con ese swing tan tuyo que podría distinguir entre una multitud. Solía salir detrás de ti, cuidandome mucho de que no me vieras, moviendo las caderas de forma exagerada, postureando. Yo no lo sabía, pero me fijaba en ti  porque eras distinta de todo cuanto me rodeaba. En el fondo no sentía más que admiración. Imagino que eras un espejo donde me gustaría ver crecida y yo me animaba a ello porque había propuesto no crecer. En realidad, no sé si a quien le hacía burla era a ti, a mi destino o a mis caderas.

Siempre fue así. Yo te miraba desde abajo, con mi vaso de hojalata lleno de zarza mientras tú tomabas una de esa copas de cristal finísimo con dos dedos y saboreabas aquel vino único y exclusivo.

Así  fue siempre. Yo  te quería desde la admiración, desde ese lugar incómodo para querer desde el cual no es posible encontrar a un par, a una par. Hubiera sido me…

¿Cómo puede ser ausencia?

¿Cómo puede ser ausencia una ausencia en que la muerte me priva de verte, pero no de tu presencia? Si llevo en mi tu existencia como lucero escondido que íntimo y sumergido sabe mi vida alumbrar, ¿cómo es posible pensar que al morir te has extinguido? Elías Nandino

Tu soledad no es la única.

Imagen
Tu soledad no es la única. La Tierra se haya repleta de seres que, por una razón o por otra, fueron conducidos a la soledad.

Este huyó del mundo por miedo a ser agredido, marcado por dolores íntimos que lo acompañan desde la infancia.
Ese se apartó del contacto social por haber sufrido lo que él considera una injusticia.
Aquel se dejó caer en la depresión y buscó refugio en su mundo interior, con la puerta cerrada a la solidaridad.
Este otro por temor a no tener fuerzas para resistir el contacto con las personas, se trasladó a las montañas y a las playas de la meditación, alejandose de todos.
Alguien más, cansado de la lucha diaria, renunció al movimiento general  y se detuvo a un paso de la alienación.

Tu soledad, en cambio, está hecha de amargura, porque en medio de los individuos felices y atractivos nadie tiene tiempo para ti, ni despiertas el interés de otros.
Y esa situación aflictiva es causa de martirio. No obstante, reconsidera tu situación y acércate a tu amigo.
Tal vez él …

¿Dónde el nido?

Imagen
Cuando se acercó al remanso de aguas claras donde yo vivía, a pesar de sorprenderme su hermoso plumaje no impacto en nada mis retinas más profundas. Las entretelas de mi corazón no se estremecerían hasta mucho después. Mi escamas tenian entonces un brillo irisado que ejerció sobre ella una especial fascinación  y volvía, pájaro curioso, a ver los reflejos en el agua. Ella siempre hablaba de embarcarse y ¿dónde se embarca una? En el mar, en el rio, en un lago o en un estanque.
Y cuando de su pico surgió un canto por primera vez, aunque distorsionado por los distintos ambientes que nos separaban, llenó mis oidos y hasta mis branquias aletearon con mayor profundidad. La imagen de su plumaje suave me llevo a imaginar el placer de la calidez entre sus  plumas.
Nos habituamos a mirarnos entre el viento y el agua clara de mi hogar y el hábito consiguió atraernos como se atraen un iman y una esquirla de acero.
De tanto asombrarnos acabamos por enamorarnos aun sin entender que …

Adivinanza

Solo acontece en el juego. Su objetivo es el placer y la felicidad. Si hay lucha, si hay hostilidad, no existe. Las relaciones en que uno de los dos  provoca sufrimiento en el otro, a través de groserias, desprecios, indiferencias son frecuente. Sin el placer de estar juntos no acontece.

¿Qué es?

Felicidades. A todas las madres. Estén donde estén. Siempre.

Injustificable

A veces sufro más por desesperación injustificable que por la intensidad del padecer que me alcanza. El ser humano, y tan solo él, es infeliz en una esfera de luz y colores como suele ser  la naturaleza.

¿Cómo hacerte ver?

Imagen
¿Cómo hacerte ver que humildad no es servilismo? ¿Cómo hacerte ver que humildad es el reconocimiento de nuestra pequeñez en medio de este universo? Humildad no es servidumbre. Es sobre todo independencia, renuncia a la competición, al alarde, a la competitividad. Es ser realista, reconocerse en  tal y como se es. Es libertad interior que nace de la profundidad del espíritu que quiere renovarse a cada instante.  Es ir hacia delante sin lastres, proyectando lo mejor del si mismo por  los caminos del mundo, con alegria, cada día.
En mi vida he amado entrañablemente a personas que en un momento dado me abandonaron sin, que por lo menos, me dijeran el porqué. Si yo hubiera perdido a esas personas por causa de la muerte, no lo hubiera resistido. Sin embargo, como los motivos fueron otros, encontré en la propia frialdad o en su indiferencia  fuerzas que me recondujeron a restablecer el equilibrio y continuar. En el camino hay encuentros que son reencuentros así como hay encuentros que son dolorosos desencuentros.
Imagen
A una apetecible y preciosa manzana roja  se le levantaron las faldas del telón. Se descubrió un escenario blanco y jugoso lleno de luces y pasarelas. La protagonista de aquella pieza no era una tierna gusanita, sino una serpiente de ojos ardientes y húmedos colmillos de nacar que rezumaban un zumo.
En esta obra no se sabe muy bien si la horada o la defiende, si deja su veneno o se lo lleva porque hay manzanitas que nunca se sabe de que cesta llegan, de que boca vienen o a que la labios van.