Entradas

Mostrando entradas de 2017

Año Nuevo. Feliz 2018

Imagen
Poco a poco, el paso rápido de los días descortina el tiempo. Cada fin de línea nos deja el sabor amargo o sabroso de lo hallado o lo ido.
Desde hace algún tiempo el tiempo para mí viró de rumbo y no es ni tan extremo ni tan pueril. Va tomando cuerpo saliendo de lo etéreo de la ilusión en dirección a lo compacto de la realidad.
 Nada está tan presente estos días como lo ido.
Nada busco mas que lo perdido o lo no hallado.
Todo vuelve menos la hora perdida.
Habrá que  aprovechar el tiempo y recordar que la vida no se puede dejar para mañana.
La esperanza, tampoco.

Queda invitado a venir 2018


Desmemoria

La tierra que cubre la tierra de mi tierra es leve.
No hay plomo que la desnude o la vista de gris,
porque respira por encima de una escala de cales y arenas.
Las partículas que levitan suspendidas en el aíre
arrastradas por el viento,
llevan en su adn la sangre mezclada de quienes
volvieron al útero madre antes siquiera
del envero.
Aquellos que nutren los frutos
del arbol grande que se eleva altivo
no serán olvidados jamás.
Esa es su breve victoria no deseada,
cruel, despiadada.
Envuelven con el aroma de la hierba
y las rosas que alimentan
el viento que lleva sus voces de alma penadas
a los caínes, a quienes, si bien, nadie despenó,
despeñaron  en su origen lo humano
para no ser hombres nunca más.
Unos vivirán para siempre,
otros no morirán nunca.
Todos pagaron peaje.

Por más que se tapen con cemento
las lápidas de la memoria,
la tierra siempre queda por debajo,
jamás es clandestina.


25 de noviembre

"Las violaciones son “crímenes por medios sexuales, pero no son crímenes para la sexualidad”.

"El acceso sexual es una forma de castigo, de dominación: “No hay placer, sino gozo dominador”. Y es un acto expresivo dirigido a otros: “La persona más importante para un hombre es otro hombre".
Rita Segato

Desvincularse no es desapego

Desvincularse de los afectos será siempre una prueba difícil. El momento de diferenciarse uno de otro. El tiempo de templar todo el ideario de vida para llevarlo a la práctica. Dar libertad a quien libertad  te pide, tal vez, para trillar caminos poco seguros o en cualquier caso lejanos; cancelar compromisos antes de hora a fin de facilitar el vuelo sin lastres por más que duela. Queda la esperanza de un reencuentro, una puerta entreabierta por si necesitan volver y las cerraduras estuvieran veladas...
Permanecer o quedarse es una prueba de amor. ¿No lo será también dejar marchar...?


No me lo digas...!

En jarras, con la cabeza inclinada hacia un lado y los ojos muy abiertos Laura sin irse por las ramas lo ha disparado directa al asunto:
-¡¿Te han despedido?!
-Bueno, para ser más exactas se ha terminado mi contrato.
-Pero, ¿te han despedido?
-Técnicamente, no. Pero no tengo trabajo.
Y con toda la indignación mezclada con preocupación que le cabe en el cuerpo, me ha preguntado que de qué voy a vivir ahora.

-Pues no lo sé todavía. Tendré que volver a buscar trabajo.

-No te preocupes, tengo un idea. Podrías venir a dar clases a mi escuela.

-Ay, si es que para eso hace falta un papel que te dan en la universidad...

Me ha mirado de arriba abajo y lo ha comprendido todo en un instante.

Como es muy teatrera, se ha llevado la mano a la frente y se ha lanzado al sofá.

-No me lo digas. ¡¡No fuiste a la universidad!!

-No.

Como se da cuenta de que estoy desconsolada, me siento desamparada y estoy muy triste ha concluido diciendo:

-No te preocupes, Cere, te puedes venir a vivir conmigo y seremos …

Consecuencias. Bertolt Brecht

La piel, de no rozarla con otra piel
se va agrietando...
Los labios, de no rozarlos con otros labios
se van secando...
Los ojos, de no mirarse con otros ojos
se van cerrando...
El cuerpo, de no sentir otro cuerpo cerca
se va olvidando...
El alma, de no entregarse con toda el alma
se va muriendo.
Bertolt Brecht
En el planetario, después de la exposición, el guía se ha ofrecido a responder las preguntas que hubieran ido surgiendo. Diego ha levantado la mano y solo ha realizado una:

- ¿Porqué se acabó el agua en Marte?

Nadie le ha sabido responder.

Después se ha quedado hablando con un grupo de gente. Hubiera podido venderles la luna.

No sé si va a ser una eminencia o un sinverguenza, pero desde luego, de medias tintas no es.

Todo el poder para mí.

Cuando Diego tenía unos cuatro años jugabamos a lanzarnos los cojines del sofá de  la abuela, sin que ella lo supiera. Cada vez que conseguía ganar para su terreno los dos trofeos, repetía : "el poder es mío"; "todo el poder para mí"...
Cuando yo se los quitaba por lo bajo (porque para algo era más alta, más hábil y tenía cuarenta años más) protestaba por mis malas artes.

Un día cansada de escucharle tanto mencionar el poder, le pregunté:

-Diego, ¿para qué quieres tanto poder, hijo?

Él y su sabiduria de cuatro años, perplejos por mi ignorancia,  me respondieron:

-Ay, Cere, porque quien tiene poder hace lo que quiere y quien no lo tiene hace lo que quiere quien tiene el poder.

Entonces la perplejidad fue mía y me pregunté, de dónde habría venido este niño tan "viejo".

Querida Carmen:

Imagen
Querida Carmen, sé que hoy ha sido un día muy especial para ti. Tú aún no lo sabes, pero a él regresarás en tantas ocasiones...!! Muchas en los días que vendrán. Hay amaneceres que son puertas de entrada y de salida que se fijan en nuestra memoria y  maduran como el buen vino en el silencio del tiempo para acabar convertidos en el oasis al que regresar en los días de ardencia y el hogar cálido donde reposar la cabeza en las jornadas de invierno. Estos momentos formarán parte de los mimbres de tu vida, que ya vas trenzando y que todos los tuyos, especialmente tus padres,  van tejiendo con ese amor incondicional que como el aire no ves, pero sin el cual no sabes vivir. 

Ya desde que no eras más que una pequeña mórula de células pasabas el tiempo dando volteretas en  tierra materna, tantas que era difícil hacerte una ecografía en condiciones, porque no parabas de saltar y bailar dentro del recinto uterino, tal y como ha sucedido hoy en el cesped del local donde no has parado de dar bri…

Cosas de niños. Dolor de envidia

Imagen
Los niños se han convertido en un bien escaso. Antes los pobres los tenían a montones. De hecho, creo que de ahí viene la palabra proletario,  de quien es tan pobre que solo tiene a la prole (palabra que se encuentra moribunda,  porque ya no  hay proletarios ni obreros, todos somos clase media burguesita).

Hoy entre los pobres no sé, porque siempre han sido unos inconscientes, pero entre la clase media pobrinha tener hijos es para pensarlo. Horarios de trabajo inteminables, hipoteca, poca ayuda familiar, guarderias caras...Los niños acabarán convirtiendose en cosa de ricos.  Hasta eso nos van a quitar. La vida al revés. Vivir para ver.

En mi familia hay dos pequeños y muchos adultos que tratamos de pasar con ellos el mayor tiempo posible, porque les queremos, porque  aligeran la vida. Donde hay niños hay alegria. Aunque yo siento que están un poco solos. No tienen muchos amigos. Contados los del cole y en vacaciones no coinciden con ellos.

Cada vez que tengo oportunidad salimos e inv…

Pan de hoy...

Siempre fue así. Yo te miraba desde mis calcetines cortos sentada en la escalera de la entrada. Tú pasabas moviendo las caderas con ese swing tan tuyo que podría distinguir entre una multitud. Solía salir detrás de ti, cuidandome mucho de que no me vieras, moviendo las caderas de forma exagerada, postureando. Yo no lo sabía, pero me fijaba en ti  porque eras distinta de todo cuanto me rodeaba. En el fondo no sentía más que admiración. Imagino que eras un espejo donde me gustaría ver crecida y yo me animaba a ello porque había propuesto no crecer. En realidad, no sé si a quien le hacía burla era a ti, a mi destino o a mis caderas.

Siempre fue así. Yo te miraba desde abajo, con mi vaso de hojalata lleno de zarza mientras tú tomabas una de esa copas de cristal finísimo con dos dedos y saboreabas aquel vino único y exclusivo.

Así  fue siempre. Yo  te quería desde la admiración, desde ese lugar incómodo para querer desde el cual no es posible encontrar a un par, a una par. Hubiera sido me…

¿Cómo puede ser ausencia?

¿Cómo puede ser ausencia una ausencia en que la muerte me priva de verte, pero no de tu presencia? Si llevo en mi tu existencia como lucero escondido que íntimo y sumergido sabe mi vida alumbrar, ¿cómo es posible pensar que al morir te has extinguido? Elías Nandino

¿Dónde el nido?

Imagen
Cuando se acercó al remanso de aguas claras donde yo vivía, a pesar de sorprenderme su hermoso plumaje, no impacto en nada mis retinas más profundas. Las entretelas de mi corazón no se estremecerían hasta mucho después. Mi escamas tenian entonces un brillo irisado que ejerció sobre ella una especial fascinación  y volvía, pájaro curioso, a ver los reflejos en el agua. Ella siempre hablaba de embarcarse y ¿dónde se embarca una? En el mar, en el rio, en un lago o en un estanque.
Y cuando de su pico surgió un canto por primera vez, aunque distorsionado por los distintos ambientes que nos separaban, llenó mis oidos y hasta mis branquias aletearon con alegria. La imagen de su plumaje suave me llevó a imaginar el placer de la calidez entre sus  plumas.
Nos habituamos a mirarnos entre el viento y el agua de mi hogar. El hábito consiguió atraernos como se atraen un iman y una esquirla de acero.
De tanto asombrarnos acabamos por enamorarnos aun sin entender que el medio distors…

Adivinanza

Solo acontece en el juego. Su objetivo es el placer y la felicidad. Si hay lucha, si hay hostilidad, no existe. Las relaciones en que uno de los dos  provoca sufrimiento en el otro, a través de groserias, desprecios, indiferencias son frecuente. Sin el placer de estar juntos no acontece.

¿Qué es?

Felicidades. A todas las madres. Estén donde estén. Siempre.