lunes, 1 de mayo de 2017

A veces sufro más por desesperación injustificable que por la intensidad del padecer que me alcanza. El ser humano, y tan solo él, es infeliz en una esfera de luz y colores como suele ser  la naturaleza.