viernes, 20 de julio de 2012

Con el calor que da el vino!

Cagüensanpatrás que ya estamos a día veinte de julio y se nos está yendo el verano en catas, como el vino.
Menos mal que  iré la semana próxima a la playa unos días, solo para pasear por la orilla, eh! por la mañana temprano o al atardecer, que el sol ya me quema a menudo durante el año y no tengo complejo de gamba plancha. Para el mes de septiembre espero  unos días en un balneario de nosedonde de Aragón, del que creo haber leído algo en uno de los blogs, pero no recuerdo en cual.

Para ir abriendo boca, estos últimos días los he pasado de crucero por el sescam, con paradas en las islas urgencias, donde parece que estuvieras más cerca de la Patagonia que de Sierra Morena, (lo digo por el paisanaje y el acento de los isleños). A pesar de habernos tratado fenomenal, y de lo  amables y atentos  preferiría no tener que  volver por allí en algún tiempo, que hasta hoy mis  deportes de riesgo preferidos son el ajedrez y el parchís salvaje, en parejas eso si. Con esa adrenalina tengo suficiente por ahora. Aunque lo mismo cualquier día me vuelvo loca y  quiero aprender a volar, que me temo que no sé.

Este verano también me gustaría hacer un poco de turismo enológico por la zona, si a alguien le apetece podemos organizar una excursión, no digo más.

Para refrescar un poco dejo un vídeo con una  Mafalda pelusca y una canción que me encanta.

miércoles, 11 de julio de 2012

Alguien vendrá que bueno te hará.



Con lo feliz que vivía yo sin ver telediarios, sin escuchar la radio y sin intoxicarme de tanta manipulación en todas partes. Pero ni aún así me libro de estirar un poquito la antena, porque siento curiosidad por saber si nos van a cocer, a freír o hacer al horno.
Y claro me sube la tensión y no es por es exceso de sal en las comidas, sino por la indignación y la impotencia de ver desmoronarse todos los derechos conseguidos con el esfuerzo de tantos a manos de tan pocos
El estado ejerciendo de capataz lamiendo la mano de su amo prepara nuestro cuello para estirarlo aún más.
Creo que fue en uno de los libros de Robert Graves, concretamente en "Claudio el dios y su esposa Mesalina" donde  preguntaban como podía caer un imperio como el romano con toda su gloria y su poder, y hace mucho tiempo que leí aquello y no recuerdo que personajes hablaban pero si la respuesta que uno de ellos daba:
Caen los imperios por la vanidad de sus dirigentes, de sus emperadores. Porque cuando llega la hora de elegir sucesor procuran siempre protegerse de candidatos mejores que ellos mismos, temen que otro les robe su gloria o muestre su incapacidad y para ello nombran a dedo, siempre a dedo a alguien que saben es mucho peor que ellos. Salvaguardan su imagen con otro. Y este otro, claro hace lo mismo. Y empeorando el gobierno se asegura cada vez más la decadencia del estado.
Y en ello estamos.

lunes, 9 de julio de 2012

libros y aparatos.

Hace unos meses compré un e-reader, en realidad era un regalo pero acabó por cosas que pasan en un autoregalo. No me apetecía mucho leer en el aparato, primero  pq soy una enamorada del papel y me parecía que era ser infiel a todos los libros que había disfrutado antes, al olor del papel, al gusto de hojear sin más, a pararme en cualquier página que me llamara la atención, a enseñarle a alguien aquel dibujo que estaba por el medio y no recordaba la pagina pero enseguida la encuentro, a quedarme dormida con el libro sobre el pecho y a encontrármelo caido en el suelo a la mañana siguiente, por darme la vuelta sobre él. Era como traicionar a mis peques que siempre que van de viaje se acuerdan de traerme un marcapáginas del lugar que visitan. Donde van a dedicarme ahora los regalos de cumpleaños y de reyes, que suelen incluir  siempre  algunos libros.

Y segundo, porque el aparato aun tenia las vibraciones con que lo compré y no se habían terminado de disolver.

Yo lo miraba, él me miraba pero nos manteniamos a distancia hasta que mi amiga Maria José aparecio en la piscina con el suyo y me lo presto un rato.
Y cuando volví a casa, lo desenvolví, y me dije voy a probarlo no sea que no furule y para que quiero más conmigo misma entonces.

Ya tengo unos cuantos títulos descargados,  necesitaré varias vidas para poder leerlos todos. Hay algo que me hace sonreir a menudo y es que cuando estoy muy absorta en la lectura, trato de volver la página con la mano, cuando me doy cuenta de lo que estoy haciendo me da risa. Parece que los gestos que se han repetido durante tanto tiempo no se olvidan con facilidad.
Lo mismo cuando vuelva a  leer uno de papel trataré de cambiar  página dandole un golpecito en el lateral.

domingo, 8 de julio de 2012

Otra de gafas



Soy miope y llevo gafas desde hace años. Solo las utilizo para ver de lejos, cuando tengo que salir a la calle, pero me molestan para las distancias cortas con lo cual ando quitando y poniendo todo el día.
Esto sumado a que me molesta mucho la luz y además llevo las de sol graduadas se convierte en un incordio y para facilitarme los cambios llevo colgado al cuello una funda de tela  y allí las coloco en vez de meterlas y sacarlas del bolso que es más engorroso por el número de veces que repito el gesto.
 He tenido una docena de gafas diferentes, las últimas no hace un año. ¡Qué va! fue en septiembre que las perdí de la manera más tonta. Se debieron caer al contenedor del punto limpio y tuve que agenciarme otras.
El jueves volvía de un viaje, se había hecho un poco tarde y eso que no me gusta conducir de noche pero me encontraba a gusto y tuve ganas de vencer al reloj.
Pongo la bolsa de viaje en el maletero y abro la puerta, entro y al sentarme noto que hay algo allí abajo y al mismo tiempo se escucha un 'crash' y me levanto como un resorte.
No me lo puedo creer! me he sentado encima de las gafas y se han roto. ¿Pero cuando las he dejado ahí?  Me pregunto donde voy a encontrar ahora una óptica de urgencias, claro en ninguna parte.
Vale no soy un topo, pero me he acostumbrado tanto a llevarlas puestas que no veo tres en un burro sin ellas. Y pienso que soy un peligro si no las llevo. Pues nada me quedo hasta mañana y consigo otras.
Tengo las de sol, aunque no creo que se pueda conducir con ellas en la oscuridad, ¡pero por probar! Pruebo y oye que es como si la noche se hubiera cerrado más pero se ve y el camino está bien iluminado y las rayas son claras.
Total que volví conduciendo con las gafas de sol perfectamente, lo único que me preocupaba era encontrarme con la guardia civil  y me pudiera caer una multa. Pero no ocurrió, llegué cansada pero ya he descubierto que se puede conducir de noche con gafas de sol, de lo que no estoy muy segura es de que sea 'legal'.
¿Alguien lo sabe?

martes, 3 de julio de 2012

una de romanos, digo de romanas

He encontrado este tráiler por ahí, parece que tiene buena pinta, se trata de una película chilena "Mapa para conversar" y me pregunto si la  encontraré alguna vez o será otra más de las deseadas pero inalcanzables.

Cuenta la habitual historia de una joven madre de un niño de seis años, separación aún con flecos por resolver, que mantiene una relación con "una bella intelectual del porno" (esto último la verdad, no lo he entendido muy bien, ¿intelectual del porno?) y que sorprendida por la reacción de su madre al conocer su historia con una mujer, decide que necesitan las tres unas vacaciones en  barquito, para ir normalizando la situación.

¿Qué final os gustaría, después de ver el trailer?

Yo estoy pensando en uno distinto  pero que muy distinto a los  que nos tenían acostumbradas en la pelis lésbicas de antaño.