Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

¿Qué culpa tienen las sillas?

No sé que les está sucediendo a los tíos que tengo a mi alrededor, si el cambio de estación les está afectando a los nervios, o en otoño se les remueve la testosterona, porque vamos, que no es normal que a todos les haya dado por tirar las sillas y andar con un cabreo constante y agotador que ya me saca de quicio.
Desde mi sobrino Diego que tiene 20 meses y cuando no le permites que juegue con el cartón de huevos, lanza  al suelo todo lo que lleve en la mano, y vuelca su silla y le da una patada, a mi padre que ese hace lo mismo y por lo mismo pero no tiene la excusa de tener 20 meses sino 200 años.
Pero la sorpresa grande me la lleve con Nico.
Y explico, Nico es uno de mis sobrinos de corazón (como no tengo hijos, tengo una manada entre sobrinos de ADN común y de corazón) y es junto a su hermana Alba de los mayores, él tiene 14 años y ella 11. Y si algún varón ha sentido por mi adoración, ha sido él. Ha vivido conmigo mucho tiempo y claro a caido ante mis encantos desde que tenia mes…

Gafas nuevas

Hoy he estrenado gafas, son rojas, ¡más bonicas y más monas! y no tienen nada que ver con el estilo de las que perdí la semana pasada.
Creo que se debieron caer de la funda el mismo dia que intente dejar en el punto limpio la lavadora que se habia fundido unas semanas atrás. Desde luego tuve dias mejores.
Hoy llevaba mis gafas nuevas tan contenta, pensando que todo el mundo se fijaria en ellas y en lo bien que me quedan, pero no ha sido así. Como no puedo resistirlo he preguntado a todo el mundo si no notaban algo distinto en mi.
Y he obtenido respuestas tan variadas como: te has cortado el pelo, o estas más gorda, las sandalias son ¿las del año pasado?, alguien se ha quedado mudo y me ha advertido que no admite preguntas trampa, todo menos el  que bonitas gafas, que bien te sientan que esperaba oir.
Han pasado desapercibidas, cosa que a mi me parece increible porque son preciosas.
La próxima que quiera hacer que me se fijen en mi, haré aquello que hizo aquel que habían operado de hem…

cositas sueltas

Imagen
No sé si estaré pagando el carma de  haber sido marquesa, o marqués, (que no lo tengo muy claro) en mi penúltima reencarnación, pero  -esa o -es tuve que ser muy mala, pero mucho, mucho.
No es normal, el añito que llevo de roturas y  pérdidas, las llaves, las gafas (que soy rompetechos), el motor de lavadora,  el cargador de la cámara de fotos, la pantalla del móvil, el ordenata, la cama (y no fue por nada placentero), la memoria, que esa no la tengo rota, pero no sé donde la guarde y no la encuentro.
Y lo que me callo para no cansar, que no me quejo nada para lo que tengo, ¡ay! :)
Lo mismo no es un carma y es que me ha mirado un tuerto, y digo varón, porque una mujer tuerta no es tan efectiva.

 Antes de que se pierda, se rompa o lo olvide, dejo aquí tontería que me hace mucha gracia.
-¿Madre, cuando comeremos pan de hoy?
-Mañana hija mía, mañana.

Así estamos.

De buitres y gallinas

Imagen
¡Pues no me están levantando los tomates de mi huerto día si, día también!
Hay que ver que gente con el rostro más pétreo, que digo yo que cuesta un kilo de tomates un euro, que no hace falta ser tan miserable como para llevárselos de mi huerto y arriesgarse a que lo pille con las garras en el tomate y me tenga que quitar la zapatilla, y darle unos azotes hasta que aprenda que no se debe ser tan chorizo.
¡Que no sabe ese ser como me pongo cuando me pongo!
Ayer se lo estaba comentando a mi hermano y me dice que buitres ha habido siempre y ya debía saber que un par de tomateras son el diezmo a pagar.
Estoy de acuerdo, hay mucho buitre suelto, le dije.
Esta mañana llego a la casa de la huerta y observo que no hay huellas de coche o de moto  como otros días, antes de irme paso ligeramente la escoba para borrar mis huellas y dejar en blanco el terreno, al menos cuando llego ya sé si el buitre ha llegado antes que yo hoy o puede que llegara ayer más tarde que yo me marchara.
No había huel…