martes, 26 de marzo de 2013

sabado "la nuit"

Sabado a la noche noche muy tarde o muy pronto según se mire, en un pub de música ochentera. Javier que solo sabe bailar balanceandose de izquierda a derecha y si acaso mueve un pie, más exactamente la mitad de un pie cada tres canciones, no deja de mirar el reloj.  Entreveo que ya le queda poco ritmo para gastar. Sé que algo le ronda por la cabeza y no tardará mucho en aparecer.

-Oyes, que llevamos bailadas ya por lo menos doscientas canciones y no han puesto la de la fanta.
-¿La de la fanta?? eh, esto Javier esa no la conozco.
-Si mujer si, esa que dice: tu vida cambió/ no eres como ayer / hoy todo es mejor, sabes escoger, tu fanta es Suepes.."
- Calla calla que como "la policia" te oiga hoy soplamos !



domingo, 24 de marzo de 2013

Fundación de las procesiones


"En 1576, una peste provocó un choque entre el arzobispo Carlos Borromeo, pecador en tránsito a la santidad, y el gobernador de Milán. El arzobispo mandaba que los fieles se reunieran en las iglesias y juntos suplicaran a Dios el perdón de los pecados que habían traído la peste. Pero el gobernador prohibía cualquier reunión en lugares cerrados, para evitar contagios. Entonces el arzobispo Borromeo inventó las procesiones. Ordenó que los santos y sus reliquias fueran sacados de las iglesias y que viajaran, en hombros de la multitud, por todas las calles de la ciudad. Aquel mar de lirios, cirios y alas de ángeles se detenía ante las puertas de cada iglesia, para entonar cánticos de alabanza a los virtuosos de la cristiandad y para representar escenas de sus vidas y milagros.
Los teatreros morían de envidia."
E. Galeano

martes, 19 de marzo de 2013

un dia



"Yo que un día te quise siempre" es el título de una canción de Toni Zenet . Hoy la pido prestada porque también yo un dia te quise siempre y quiero intuir que estás bien, que ries, que juegas, que amas y te aman. Yo y un día  que me olvidaste.

martes, 12 de marzo de 2013

El cuento que te cuento, Caba.


Francisco era pequeño y le encantaban las palabras. Las podía ver circular por el aire y bailar.
 Algunas eran chiquitas pero llenas de colores, otras simplemente se escondían en un rincón y observaban el tráfico pasar. Las que más le gustaban eran las que dejaban en el paladar sabor de helado de limón, de nata y las de sabor a galletitas saladas. Algunas en su punto de vinagre no resultaban agrias, pero un gesto, una cejas que subían unos milímetros o unos ojos muy abiertos les podían variar la emoción.  Las de chocolate eran mayúsculas y las de fresa más cortas y más amorosas.
Los monosílabos eran de sabor rotundo y las bisílabas muy juguetonas saltaban sin parar. Pero entre toda aquella galaxia de sonidos, estaban aquellas prohibidas. Escritas con la misma tinta que las demás, circulaban en el aire entre balizas,  había averiguado que no eran adecuadas por las miradas de los adultos que las pronunciaban. Aunque en ocasiones podían ir medio llenas de risa, a menudo les aparecían espinas pero no tenían aroma a rosas, no. Aquellas palabras por moverse por corredores distintos le fascinaban misteriosas.
De entre aquellas prohibidas eligió una para guardarla en la boca y dejarla salir cuando ella quisiera. No es por nada que las palabras a  veces cobran vida propia. Y una tarde cuando caminaba por la calle y sus ojos se fijaron en un hombre golpeando a un perro se solto catapultada, muy alta, muy clara.
"Cabrón" a la velocidad de la luz, pero muy oscura.
Y no le pareció fea sino descriptiva. A quien  le escucho pero no en la misma frecuencia de mirada no le pareció que calificara a otros si no a él mismo.Y sin entenderle ni dejarle explicarse, le llevo al cuarto de baño y lavo su lengua con jabón.
Lo bien que huele y lo mal que sabe. Y así con la espuma todo se desdibujo en blancos y negros.
Durante mucho tiempo no entendieron que le pasaba a Francisco. Había enmudecido después de aquel episodio, ni un "si" ni un "no" se le escuchó en meses hasta que una mañana al ver a una niña a punto de caer desde el columpio del  parque gritó muy fuerte y muy alto ¡cuidado! y todos los sabores  del aire se arremolinaron encima de él y  poco a poco en cada inspiración volvieron todas las letras a su boca. Tiempo después  contó que las palabras feas se habían borrado mientras lavaban su lengua con agua y jabón  pero las bonitas también.  Y comprendieron.




jueves, 7 de marzo de 2013

La florista


Georgia O’Keeffe vivió pintando, durante casi un siglo, y pintando murió.
Sus cuadros alzaron un jardín en la soledad del desierto.
Las flores de Georgia, clítoris, vulvas, vaginas, pezones, ombligos, eran los cálices de una misa de acción de gracias por la alegría de haber nacido mujer.
 Los hijos de los días.Eduardo Galeano


lunes, 4 de marzo de 2013

Preparando el viaje

Tengo esperanzas (cruzo todos los dedos que se dejan, es decir no solo los mios) de pasar unos días en Francia y por eso estoy tratando de refrescar lo que aprendí en la escuela. Recuerdo que era muy buena en frances y muy malisima en pretecnología. Tal vez pq el mismo profe que nos hacia cantar "J'avais dessine sur le sable son doux visage qui me souriait puis il a plu ..." (porque era un antiguo) no tenia ni idea de enseñar como hacer una "o" con un canuto. 
Haciendo labores de mineria profunda he logrado encontrar tres frases que no he olvidado nunca:

Voulez vous coucher avez moi ce soir?
Oú est le toilette?
Je suis tres jolie

Como soy consciente de que con este salvavidas no llegaré muy lejos, voy a ponerme a  buscar alguna fémina con lengua francesa que  quiera enseñarmela
Alguna voluntaria??

domingo, 3 de marzo de 2013

Decoloración

No sé muy bien en que parte del camino nos perdimos o me perdí yo. Pero siento que no he sabido escucharla a tiempo. Nos conocimos cuando las piernas llevaban faldas por debajo de la rodilla y ahora que van acercandose a esa altura nos desconocemos. No he querido a nadie como la quise a ella y  de nadie me siento ahora tan extraña. Si la pregunta fuera qué hubieras necesitado saber para no perderte tanto creo que la clave se encontraría en el riego. Yo soy planta crasa y necesito poca agua y mucho sol. Ella es planta de interior y necesita más agua y luz tamizada. He aprendido con las plantas  que mucha agua no es igual a mucho amor.
Me voy a ir con ella unos días y compartiremos habitación. Es la primera vez que el hilo tiene muchos flecos y  ha perdido casi todo su color.

Barcelona 2017

La ausencia de guerra entre las naciones no ha transformado a los hombres en menos belicosos. La violencia, típica solamente del ser hum...