38 y 22

Nunca he sido seguidora asidua de casi nada (ahora de la blogosfera) no me gustan los culebrones, y si he seguido algunas series, no me he desquiciado  nunca si algún episodio se me escapaba. Una de las pocas series de televisión que seguí cuando era niña, yo tendría unos diez u once años,  se llamaba "Juanita la larga", basada en la novela del mismo nombre de Juan Valera. La actriz que la protagonizaba era Veronica Cela y el actor  Conrado San Martin. La historia ocurría en un pueblo y a mediados del siglo XIX. Ella era la chica más guapina del lugar y D. Paco, el galán, era bastante mayor que ella. Él logró enarmorarla pero las presiones sociales que como siempre tienen vela en cualquier entierro, no facilitaban la relación.
Eran heterosexuales y era difícil.
En mi pueblo, la misma situación se ha dado entre dos hombres, que ya no viven aquí, y que podemos considerarlo como el escandalo del siglo, por lo menos entre mis vecinos.
No solo porque se trata de dos hombres sino también porque como hay cierta diferencia de edad entre ellos, uno tiene 38 y el otro 22 hay un barullo increíble.
Las opiniones pasan por atacar al mayor, al que suponen ha seducido al pipiolo.Aún hay quien cree que se puede inducir a otra persona a ser y hacer aquello que no le gusta o no es. Argumento muy manido, que ya les digo que nadie es inducido si no quiere y por esa regla de tres no habría homosexuales en el mundo, porque desde que tienes dos dientes, se empeña tu circulo familiar y  social en buscarte pareja heterosexual y a presionar abusando de su poder, coaccionando e induciendo a renunciar a la naturaleza real que portamos. Por cierto, la violencia y el abuso de poder, ejercido sobre niños o adolescentes  para tener sexo, tiene nombre, pero la violencia y el abuso de poder que se ejerce para obligar a no mostrar o tener relaciones sexuales según la tendencia homosexual, no lo tiene o  al menos no lo conozco.

Y a todos los comentarios maliciosos  queda añadirle la diferencia de edad. Y como la sociedad premia la juventud como si fuera un valor conquistado y no un situación pasajera consideran que el mayor es más beneficiado.Esta claro que la experiencia  favorece a la hora de seducir y si solo se  hubiera tratado de  ligar  una noche, puede que si, pero para un intento de  pareja en serio, creo que es más bien al contrario, que resultaría más beneficiado  el más joven. El chico de más  edad tiene un desafío mayor para la casa. Se encuentra con alguien que no se le equipara en madurez, con quien tendrá que dividir sus recursos en lugar de sumarlos, con referentes generacionales  muy diferentes. Quien parece la víctima, no me lo parece, más bien al contrario y me consta además que él  así lo siente.

Deseo de todo corazón que les salga bien y  después de todo este barullo egoistamente lo deseo para poder tapar la boca de algunos varios.

Comentarios

  1. La única relación que he conocido entre chicos con esas diferencias de edad era super tormentosa. El más joven se dedicaba a decirle al otro que de pronto estaba confundido, el mayor lo perseguía por toda la ciudad (literalmente) y cuando lo alcanzaba la cosa se resolvía con unos zapatos nuevos (y carísimos), una equipación nueva para cualquier deporte... cosas asi. Desde luego un solo caso no sirve para hacer generalizaciones pero...
    Los casos que he conocido entre chicas me han parecido bastante más equitativos. Igual y he tenido suerte :)
    Ojalá que les vaya bien, besitos :)

    ResponderEliminar
  2. *si la Sra dice amen, ha de ser.
    *Pena, menudo tormento tenian esos dos chicos de los que hablas, eso no es amor, es locura medicamentable.
    Mis conocidos, son bastante "normales", mas bien diria que son bastante especiales.
    Tu has tenido suerte,dices, pero si la la suerte no existe!Besos
    * Ay Morgana que admiracion me provocas!
    Besitos viajera.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario