lunes, 24 de abril de 2017

De cuando en cuando una se encuentra en medio de esta selva que la rodea con algunos subespecímenes de Homos y Homas, más Tontus que Sapiens, de esos que aún necesitarán algunos Periodos para llegar a ser buenas personas. Sé de primera mano que no es fácil de entender, pero no hay que confundir la velocidad con el tocino, ni al ser servicial con el ser servil. La humildad es una de esas palabras moribundas que malinterpretadas no se les intuye  el significado real.

¿Cómo hacerte ver que humildad no es servilismo? ¿Cómo hacerte ver que humildad es el reconocimiento de nuestra pequeñez en medio de este universo? Humildad no es servidumbre. Es sobre todo independencia, renuncia a la competición, al alarde, a la competitividad. Es ser realista, reconocerse en su tal y como se es. Es libertad interior que nace de la profundidad del espíritu que quiere renovarse a cada instante.  Es ir hacia delante sin lastres, proyectando lo mejor del si mismo por  los caminos del mundo, con alegria, cada día.

sábado, 14 de enero de 2017

En mi vida he amado entrañablemente a personas que en un momento dado me abandonaron sin, que por lo menos, me dijeran el porqué. Si yo hubiera perdido a esas personas por la muerte, no lo hubiera resistido. Sin embargo, como los motivos fueron otros, encontré en la propia frialdad o en su indiferencia  fuerzas que me recondujeron a restablecer el equilibrio y continuar. En el camino hay encuentros que son reencuentros así como hay encuentros que son dolorosos desencuentros.

martes, 10 de enero de 2017

A una apetecible y preciosa manzana roja  se le levantaron las faldas del telón. Se descubrió un escenario blanco y jugoso lleno de luces y pasarelas. La protagonista de aquella pieza no era una tierna gusanita, sino una serpiente de ojos ardientes y húmedos colmillos de nacar que rezumaban un zumo.
En esta obra no se sabe muy bien si la horada o la defiende, si deja su veneno o se lo lleva porque hay manzanitas que nunca se sabe de que cesta llegan, de que boca vienen o a que la labios van.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Solidaridad real

Debe ser más fácil llorar con quien llora que alegrarse con quien se alegra. Algunas veces ver a quien soporta enormes fardos nos lleva a sentirnos privilegiados de algún modo y  en comparación nuestros pesares aparecen como estorbos leves. Ayudar a quien se encuentra en dificultades es siempre loable, pero hay que reconocer que aconsejar paciencia desde los margenes de un problema no es dificil, como no lo es dar pan o alegria cuando nos sobra. Sin embargo, para alegrarse, de verdad, con quien se alegra o triunfa sin punta de envidia o despecho hace falta llevar mucho amor puro en el corazón.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Cosas de niños

´Vienen los niños a casa cada viernes y les gusta jugar a "Encontrar el tesoro". Se trata de buscar un pequeño cofre que contiene una sorpresa tipo "chocolatina y legos". Lo escondo tan bien que necesitamos un mapa para encontrarlo donde les dejo pistas falsas y verdaderas. Entre seguir unas y otras se nos pasa el tiempo corriendo, subiendo y bajando al piso de arriba, removiendo algún mueble pequeño, etc. De paso hacen algo de ejercicio que no les viene mal. Yo sospecho que no saben correr de tanto tiempo que pasan entre tablets y juegos electrónicos.
Diego, que acaba de aprende a leer y escribir, quiere ser quien esconda el tesoro (para variar) y traza un mapa con algunas indicaciones escritas, pero  su caligrafia es un tanto jeroglífica  y le digo a Laura (que es tan pequeña que aún no sabe leer) que vaya a pedirle que reescriba el plano porque no lo entiendo y ella se lanza a buscarle y le dice: "Diego escribe otra vez el mapa que tita Pi no lo escucha".Y a mí se me levanta la sonrisa y por un rato no busco ningún tesoro,  porque tengo dos.

.

domingo, 30 de octubre de 2016

Miguel Hernández

Hoy Miguel Hernández cumpliría años.

No admito, amigos, no quiero
ese consejo prudente.
Paciencia la suficiente
pero no la del cordero.
No puedo aceptar un daño
ni aunque me llegue del rey,
ni con corazón de buey
ni con alma de rebaño.

Aqui estoy para vivir
mientras el alma me suene
y aquí estoy para morir
cuando la hora me llegue,
en los veneros del pueblo
desde hoy y desde siempre.
Varios tragos es la vida
y un solo trago es la muerte.