Entradas

Fin

Imagen
Sé que los escalosfríos producen adicción. Están bien para una tarde de verano, pero cuando se reproducen demasiado a menudo acaban en convulsión y se acompañan de una fiebre que debilita siempre. Ninguna historia hilvanada se sostiene mucho tiempo. No es posible alimentarse tan solo de helado de nata, mermelada o café por muy selectos que sean sus lugares de origen. Hace falta pan de ese simple y natural que se cuece en el horno de cualquier esquina del mundo.

Soy rara.
No sé ser de otra manera.

Segundos fuera de hora

Ese ayuntar palabras
que nada más trae
que versos de fogueo.

Poeta de libreta de dos rayas,
de olor a lapicero.

Esquirla de hierro
en busca de imán
que lo libere del oxígeno
que herrumbra.

Campos de fuerza anémicos

No hay quien contenga
estas lágrimas de verso,
estos segundos en busca de hora.
Tiempos muertos fuera de tiempo.

EEC6 Escuela escritura 6 Sinónimos.

Nadie diría que aquella mujer, de andar cadencioso y mirada abierta, tuviera el corazón roto.

Roto, sí- diría ella- pero no desaparecido.

Cuando el corazón se hace trizas no hay manera de recuperar la cordura en varias vidas, porque hay engranajes tan sutiles en el espíritu que necesitan de no sé cuántos cuerpos para recomponer el módelo organizador.

Los añicos flotan alrededor del alma y no encuentran camino porque el magnetismo se ha diseminado en nuestro cuerpo. Nos pertenencen pero no sabemos dónde hilvanarlos de nuevo. Así es como cosemos pedacitos de corazón en la piel, en el cabello, en las manos, en los ojos...

Se necesitan varios cuerpos, varias vidas para recomponer la pérdida.

Esa mujer de  pañuelo frances al cuello,  iluminaba la calle  con un áura de luz intermitente tan atractiva como un escaparate de Navidad.
Casi todo su ser brillaba.

No despertaba simpatias en todos, pero no pasaba desapercibida de nadie.

Ella lo sabía.

Lo elegante, como lo simple, es espontáneo com…

Necesidad de transcender.

La vida viene envuelta en un paquete perfecto que, a veces, nos hace pensar que llega pre-fabricada como los muebles de Ikea. Y tal vez por ello, creemos que en nuestra estantería algunas piezas no  tendrán cabida, que nuestro puzzle no tendrá desperfecto.
Cuánto más seguro se siente alguien de ciertos valores morales, que nunca tuvo que poner a prueba, más fácil es que llegue un momento en que, sin saber cómo, se encuentre en una situación que no esperaba y que, tampoco es raro, había juzgado con dureza en otros: Entonces surge el desconcierto



La vida, más sabia que los seres que la habitan no admite marrullas, porque el orden es imprescindible para la sobrevivencia. No así nosotros, que formando parte de la vida no somos ella y jugamos a ser pequeños dioses que esconden sus trampas silbando hacia arriba.
Sin embargo, día llega en que desearías haber sido la mejor de las personas, no la que menos se ha equivocado, sino la  menos artera. Aquella con mayor capacidad de  lealtad, de ent…

Diego y las metáforas.

Diego hablaba en metáforas hoy. Perdido en su frustración y con los lobos de adentro acechando, lucha  en su interior sin saber como reflejarlo en lenguaje literal. Es tan pobre el lenguaje literal que echa mano de las metáforas para que entienda su indignación.

"Mi campo de calma ha sido incendiado y solo me resta un trocito de hierba verde para sobrevivir."


Hoy somos compañeros de desarraigo, amigo, agarrados a una brizna de hierba en medio del secarral. Menos mal que la poesia viene a salvarnos. Ya verás que de la tierra arrasada brotará la ricia y  las semillas muy profundas, germinaran.

Solo hay que esperar la lluvia, Diego, aunque entienda que a veces, el corazón necesita explicaciones.
Lloverá.
Lo veremos y el corazón comprenderá.

Nadie cambia de hábitos sin...

"Nadie cambia de hábitos sin cambiar lo que piensa.
No entanto, para que el hombre mude por dentro
los estímulos vienen de fuera: de la periféria al centro.
Toda conquista es fruto de la perseverancia.
La experiencia, sin que sea exhaustivamente repetida, no se automatiza.
No hay, por ejemplo, quien nazca sabiendo amar.
Si el cuerpo es una construcción milenar de la naturaleza,
con el espíritu no ha de ser diferente.
De inicio, la virtud del perdón es mas afecta a la inteligencia que al sentimiento.
Jesús nos perdonó por amor. Nosotros cuando mutuamente nos perdonamos,
aún lo hacemos por conveniencia de la felicidad personal.
Sin que se ejercite en la bondad, nadie se tornará bueno."

Cuida el lenguaje y la lengua hablará de ti.

La conversación muestra de nosotros más que nosotros mismos. Cuando esta es poco digna deja siempre un rastro de inferioridad  por donde pasa. La desconfianza se insinúa y la serenidad desaparece.

La mala conversación corrompe siempre los pensamientos más dignos. Cuidar del lenguaje es cuidar de nosotros mismos. No solo nos sitúa en determinadas calles del mundo, también nos muestra de cara lavada. Pueden nuestros labios vocalizar con una técnica impecable, pueden los sonidos articularse sin un ápice de error, pueden la morfologia y la sintaxis cierta arquitectar pensamientos gramaticálmente correctos, y sin embargo no tocar piel ni conmover.
Por nuestra conversación seremos conocidos. Por todo, por la lengua y el lenguaje; por el pensamiento y la emoción; pero sobre todo por la verdad que expongamos en ello.
El mejor actor no conectará solo con la técnica sino con el nexo común entre el personaje y el espectador. Si no hay contacto, da lo mismo el idioma. Si no emociona, no expresa…