De menú

Cuando Eva estaba a punto de casarse, creo que quedaban 3 días para la boda, recibió una llamada del encargado del restaurante donde tenían previsto el banquete, diciendo que había un pequeño problema con el menú ¡y faltaban 3 días para el evento!
Ella se puso a temblar, y lamentar haberse dejado liar para casarse con toda la pólvora.
-¿Cual es el problema ahora? le preguntó al encargado.
-Pues que de la cantidad de chuletón de Ávila previsto, solo hemos conseguido la mitad, y queriamos comunicárselo para proponer o que propusieran un plato alternativo. Acabo de hablar con la madre del novio y con él mismo y proponen como solución, dar el chuleton a sus invitados, que son aproximadamente la cantidad de carne que tenemos y al resto bien una tortilla francesa o calamares.
Eva que de normal tiene mucho sentido del humor, ni estaba normal y había perdido todo el sentido, se quedo de mármol.
A ver, a ver no lo he entendido bien, ¿que a los invitados del novio les sirvan la carne de Ávila y a los míos una tortilla francesa? ¿y eso lo han pensado mi futuro y mi suegra, ellos solitos??
-O unos calamares, le contestó el tipo.
Y me ha parecido que se lo debía comunicar para ver si la novia y su familia están de acuerdo. Lo cierto es que se hubiera solucionado el problema en un momento.
-¿Donde esta la cámara? ¡necesito, espero que haya una cámara y esto sea una broma, porque lo mismo no es necesario que cocines ni la carne, ni las tortillas!
Ya no pudimos contenernos y le gritamos ¡inocente..! desde el otro lado del teléfono.
Fue una broma estúpida, pero a la hora del banquete, todos los invitados comieron un pedazo chuletón  de Ávila y los amigos de la novia una tortilla de dos huevos sin jamón, ni gambas ni nada.
Y es que hay gente que no tiene sentido del humor, ninguno.

Comentarios

  1. ¡Que va! me parece que sentido del humor si que tenía... si no, ¡no hubieran catado ni la tortilla!

    besitos

    ResponderEliminar
  2. No se que decirte, era previsible su venganza, pero me parecio graciosa y no sabes la que se armo cuando llegaba el plato.
    A otros les llamaron desde la parroquia para decirles que no tendrian bastantes hostias para todos los invitados, desde un programa de radio. Que la gente no tiene mucho que hacer y les da por pensar...
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario