Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Alma gemela?

La gente cree que un alma gemela es la pieza de puzzle que mejor encaja contigo, y eso es lo que todo el mundo quiere. Pero una verdadera alma gemela es probablemente la persona que te hace ver todo lo que te está frenando, la persona que te da un toque de atención para que puedas cambiar tu vida.

Una verdadera alma gemela es probablemente la persona más importante que conocerás, porque derrumbará tus muros y te despertará de un bofetón. ¿Pero vivir para siempre con tu alma gemela? No, es demasiado doloroso. Las almas gemelas llegan a tu vida solo para revelarte otra capa de ti mismo, y luego se van.
El propósito de un alma gemela es cambiar algo en ti, destrozar un poquito tu ego, enseñarte tus obstáculos y adicciones, abrir tu corazón de un golpe para que pueda entrarle la luz, hacerte estar tan desesperado y fuera de control que tengas que transformar tu vida... ― Elizabeth Gilbert, Come, reza, ama.

Lo importante no es el color aunque el color fuera lo mejor de todo

Imagen

La bicicleta verde (Wadjda)

Imagen
La semana próxima estaré unos días en Madrid (espero que esta vez acierte con la elección de los  días y no elija los más calurosos del milenio como el año pasado) y espero llegar a tiempo para ver esta película.

"La bicicleta verde" está dirigida por una mujer saudita,  Haifaa-Al Mansour y dicen que  alguna de sus escenas tuvo que grabarlas desde una furgoneta para no ser vista, eso entre otras dificultades que le dan para mí un valor añadido.

Cuenta la historia de una niña de diez años que vive en Riad y cuyo mayor deseo es tener una bicicleta con la que hacer carreras con un amigo, en un país donde "las chicas no pueden montar en bici"

Tengo especial interés en verla porque una de las historias  que mi madre contaba sobre las mujeres de nuestra familia  tenía mucho que ver con una bicicleta y con años en los que aquí "las chicas tampoco podían montar en una" y la abuela Tina ....

Escapada

Imagen
Ha pasado una semana y aún sigo soñando con los "creps de calabacín" que no llegamos a probar...
El "seitán con verduras" y yo nos conocimos un mediodía de calor espantoso en Mérida. Nunca es tarde si la dicha es buena y nos hemos hecho inseparables. Aún mi cerebro se encuentra procesando y recuerda con placer la excitación de saborear un alimento, cuyo sabor no es comparable a nada que hubiera probado antes.
La comida vegetariana no había pasado por mi paladar y ya era tiempo. Tanto que la cena la apuramos en el mismo lugar. Shangri-la.
 Del mismo modo Mérida no había pasado por mis retinas y es absolutamente fantástica. Piedras concretando planos romanos, que llevan siglos y siglos de miradas e intemperie sobre ellas. Como testigos de la evolución de las costumbres, las modas y las conciencias que no son tan diferentes a como puedan parecer, de ello adquirí conciencia mientras "Hécuba"  tomaba cuerpo en una maravillosa actuación de Concha V…

Una vez...

Imagen
Una vez me besó un principe desencantado y sentí que me impregnaba de un hechizo espacial. Por arte de aquellos aburridos ojos azules comence a dormir. Por lo visto conmigo no funcionan los hechizos comunes como al común mortal. Soy como el negativo del positivo y para despertar solo necesito que venga a besarme una bruja morena de ojos chispeantes y nariz chata que acabe de morder una manzana sana, sana.