martes, 28 de diciembre de 2010

De raices


Con los hielos que se forman en estas noches de invierno, algunas de mis plantas han pasado a peor vida, (que no se puede vivir mejor que en mi casa) y he tenido que eliminar algunas de ellas que no tenían salvación.
Al intentar arrancar el cepellón en alguna de las que están en el jardín, se van levantando de la tierra algunas raíces  que se alargan muchos metros de distancia, son raíces finas que han ido buscando lejos de su centro original aquello de lo que tenían necesidad para nutrir a la planta y que esta claro no se encontraba cerca de ella.

Me pregunto que fuerza, que magnetismo las empuja a buscar y a elegir  determinada dirección y  dejar  otros caminos al margen hasta encontrar precisamente ese alimento que estaba lejos de su centro.
¿Sabe la raíz que crece que la dirección que sigue es correcta? ¿Cómo detecta que el nutriente que  busca esta al norte o al sur? ¿Donde se aloja el instinto que la guía?
Sin embargo la raíz chica se prolonga hacia el elemento sin dudas, tal vez es el mismo elemento quien la conduce.

Hace poco tiempo que llegue a este mundo bloguero, de cómo llegue no tengo idea, por que páginas estuve navegando, que rutas pude seguir, que otras paginas visite  o  deje de visitar, con que criterios elegí un camino o deje otros, pero llegue aquí en un momento en que necesita normalizar mi vida, pude haber llegado antes, llevo navegando por la red mas de diez años, se quien soy desde hace mucho más tiempo, pero en un momento de frío y de soledad encontré por estos lares justo lo que estaba necesitando, como las raíces.
Espero  que la escarcha no me hiele como a  ellas y que después de llegar aquí haya sido para nada.

¡Y la que me tira los trastos sin aparecer!

jueves, 23 de diciembre de 2010

Navidad

 
Suelo renegar de las fiestas de Navidad nada más entramos en el mes de diciembre, en circunstancias normales me dan mucho trabajo y reniego en todos sitios, le cuento a quien me quiere oír, que me parecen unas fiestas estúpidas, que tantos excesos son dañinos para la salud y que me parece hipócrita que todos aquellos que no se acuerdan de tu existencia en casi doce meses aparezcan juntos con la misma felicitación navideña y bla, bla, bla.
Ya nadie me toma en serio porque en  cuanto llega el día de la lotería me cambia el ánimo,  me encuentro más contenta que unas pascuas, estoy hasta cariñosa y me emociona tener noticias de esos amigos que siguen enviando besos al menos una vez al año.

Es tiempo de expresar afecto y buenos deseos, también de  esa mezcla de sentimientos de melancolía, de  esa sensación de “saudade” pero este año van a vencer las ganas de ser feliz sobre todo lo demás.

Mis deseos para todas y todos es que sean unas fiestas solidarias, alegres y entrañables.
De corazón.

¡¡Feliz Navidad!!

lunes, 20 de diciembre de 2010

cursos de sexo y drogas

Como necesito puntos para la bolsa de trabajo me he matriculado en dos cursos, que aparte de los puntos que me pueden dar (que no tengo tan claro que los pueda baremar), son unos cursos muy completos y muy interesantes, uno es  Educación sexual y otro Prevención de drogodendencias.

Le voy diciendo a todo el mundo que estas navidades y el mes que viene me lo voy a pasar entre sexo y drogas, que voy a estar para que ni me hablen, que con el tiempo de sequía que llevo solo me faltan mas datos teóricos sobre el asunto sexual, aunque lo mejor va a ser que con tanta información sobre las drogas (un tocho de casi 400 páginas) espero no caer en ellas y que un curso me apoye a otro.

Cuando se lo he comentado a una de mis tías se ha quedao de mármol:
-¿Y pa que quieres tu esos cursos?
-Tiíta querida, para conseguir puntos para la bolsa de trabajo.
-¡Ah, bueno si es por eso!

Que digo yo, ¿para que otra cosa imagina ella que los pudiera querer?
No me ve ella cultivando mi intelecto.


Por  cierto  últimamente me andan tirando los trastos, al principio era algo muy sutil, tan sutil que ni  cuenta me di, pero voy cortando y pegando y ….uhmm.
¡Esto me da para otro post!


sábado, 18 de diciembre de 2010

He tenido sexo solo seis horas


Jejeje no he sido yo, ¡más quisiera!.


Hoy he oído comentar esta frase en la radio, ahora con las novedades de la RAE creo que la palabra 'solo' cuando se refiere a solamente ha dejado de llevar tilde, lo cierto es que yo reparto las tildes como Dios me da a entender (algo a lo que estoy intentando poner remedio) y seguro que esta por ser la primera vez que le hubiera puesto una tildita a  la palabra solo, pero entiendo como cambia el significado y ahora habrá que mirar el dichoso contexto para averiguar si "he tenido sexo yo solo conmigo mismo  durante seis horas o si quien ha tenido sexo durante seis horas es un ansioso, le ha parecido poco tiempo y quiere más.
No hace mucho tiempo en una reunión con algunos de mis amigos la frase a la que se quería poner una coma era esta:

Si los hombres supieran lo que valen las mujeres andarían a cuatro patas en su búsqueda.

La intención era ver si los chicos situarían la coma detrás de la palabra valen  y si las chicas la pondrían después de la palabra mujeres, y algo tan simple se convirtió en un guirigay y cada cual dio su opinión, algunos pensaban que una coma no puede separar un complemento indirecto o un objeto directo, otros opinaban algo sobre verbos  y a mi todo me sonaba a chino (que apenas acabe la de EGB).
Entre mis estos amigos el más tonto hace relojes pero en cuestión de comas y acentos, res de res.


jueves, 16 de diciembre de 2010

Rafa "el faringista"

Hoy en el centro de salud me he encontrado con un antiguo compañero de trabajo, venía el chico (45 años) con un vendaje en la mano derecha y llevaba el papel de la baja en  la otra.
Según me ha contado esta de baja por un accidente "de lo más tonto" mientras colocaba un tablón de madera en la mesa de trabajo (es ebanista), y me he roto la faringe del dedo - me cuenta.

-¿La faringe? Rafa sera una falange, le digo.

Que no cereza, que la falange es un partido de derechas, lo que yo me he roto le llaman faringe.

No ha habido forma de convencerle de otra cosa, jeje, nació en mayo y es tauro, no digo más. 

Conste que al rato me ha llamado muerto de risa.
-Ya sabes como soy (sordo y un pelín tozudo) no se lo cuentes a nadie.

  Y aquí estoy guardándole el secreto.










 

domingo, 12 de diciembre de 2010

Israel se pinta los labios

El niño que estoy cuidadando es un sol, tiene tres añitos y medio casi cuatro dice él y le encanta bailar como los chicos de fama, un programa que se emite en la cuatro y que no se pierde por nada del mundo.
Estendemos su alfombra de juegos de Winnie de Pooh y se pone a bailar imitando todo lo que les ve hacer, todos los aplausos le parecen pocos al muy teatrero.
Eso de pintarse los labios le chifla, y ponerse en el pelo toda horquilla de colores brillantes que ve, se las pide a las niñas que juegan con él en el parque, a sus primas, a las compañeras de colegio, a las dependientas en las tiendas y naturalmente las niñas mayores se lo rifan para hacerle pirris.

Celia es la niña con quien más juega, tiene  tres añitos  y su mama suele dejarla con nosotros alguna tarde que tiene que trabajar, es una niña un poquito más nerviosa que él y aunque es unos meses más chica es igualmente trasto para seguirlo en cualquier travesura o perseguir a mis gatos a los que quieren pasear en el carrito de muñecas y claro eso es  justo lo que mis gatos más desean!.

El viernes  estaban jugando como de constumbre cuando  Celia se pone una flor rosa muy grande en el pelo, engancha mi bolso rosa y dice que se va un momentito a la iglesia porque se va a casar. Israel decidió acompañarla al evento y  quería pintarse los labios, cosa que a Celia no le pareció nada bien:

"Los niños no se pintan los labios ni llevan horquillas en el pelo"- dijo Celia  y le dio un empujón, ¡que empujón por dios! se monto un drama descomunal, Israel llorando  y sorbiendo los mocos - ¡¡mi mamá me deja pintarme los labios, buahhhhh, cereza díceselo tú, buahh!!,  y la otra mu digna aprovechando el tirón y con muchos humos -"¡que no vienes, que  los niños no se pintan los labios!".

Total que después de pintarles los labios a los dos y dejar que me los pintaran a mí y prometer que nos casariamos los tres,  se hizo algo de paz que aproveche para devolver a Celia a su mamá, no la fueramos a liar aotra vez.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Receta de cocina

Me acaban de enviar esta receta y me ha hecho mucha gracia.
RECETA DE COCINA: Fácil y rápido de hacer.   POLLO AL AYUNTAMIENTO   Ingredientes:   Un pollo Un despacho Varios chorizos   Preparación:   1. Se coge el pollo y se le pone una corbata 2. Se le coloca en el mejor despacho de un ayuntamiento. 3. Lo rodeamos de unos chorizos frescos. 4. Se le deja a su antojo durante un tiempo. 5. Y él solito se va haciendo rico, rico, rico...

miércoles, 8 de diciembre de 2010

De semillas



Al llegar el frio he recogido mis plantas en una habitacion interior grande y donde a pesar de no tener mucha luz pasan como pueden el invierno, algunas se pochan y no llegarán a la primavera y otras  más fuertes resistiran mejor y con algo de suerte volverán a la luz en unos meses, como el invierno en mi zona es muy duro no basta con protegerlas con plásticos sin moverlas al interior.
Una de mis vecinas me regaló una plantita pequeña en la pasada primavera y hoy mide casi 2 metros, tiene unas hojas enormes y da unas flores rosas preciosas, no sabía que nombre tenía ni como cuidarla pero viendo en la red miles de fotos acabe reconociendola, es una planta de tabaco.



Estoy secando sus hojas, que son enormes, y creo que voy a probar a fumarlas a ver que sabor gastan y aunque deje de fumar hace muchos años siento curiosidad, lo mismo ni se encienden, ya veremos.

Como  aún esta floreciendo  y las semillas no tardaran en caer, he pensado cambiar algunas de esas semillas por otras que  produzcan plantas que también se puedan fumar (he dicho ya que deje de fumar hace muchos años, ¿verdad?).
La cuestión es que nadie parece conocer a alguien que tenga las semillas que busco hasta que ofrezco las mías, entonces las cosas cambian y de repente ya recuerdan algún amigo con el que podemos realizar el trueque y lo que me parece curioso es que todos los aficionados son varones,  pero solo  se dedican  al monocultivo, que dicen que los geranios no se fuman..

¡Que malo es el vicio!

lunes, 6 de diciembre de 2010

De dos en dos y de tres en tres

Pensaba yo que aquellos que nos gobernaban era personas de probada valia personal y profesional que a lo largo de su vida habian fomentado el bienestar a quienes no habiamos alcanzado su nivel de conocimientos, y podiamos confiar en ellos hasta que tuvieramos más  experiencia  para gestionar nuestros negocios y nuestras vidas. He mirado siempre con respeto aquellos que pensaba que habian sido elegidos por su honestidad y sus valores. Una de las decepciones mas grandes de mi vida fue reconocer la realidad.
Es posible que  otro mundo sea posible y realmente algún día los gobiernos esten formados tal cual me parecia que estaban y gobernarán pensando en el bienestar de sus ciudadanos.

¿Solo seremos marionetas que mueven manos astutas dispuestas a todo por un poder sin control?, saben manejar nuestras emociones, nuestro animo, nuestros silencios,  nos dicen como debemos vestir, que debemos comer y cuanto, que talla de ropa usar, que educación han de recibir nuestros niños y quienes deben y qué enseñar,  a que lugares escondidos debemos retirarnos cuando no podemos consumir la media que estiman nos hace seres valiosos o descartables, incluso no dicen a quien es lícito amar y como. Estamos controlados desde que nacemos hasta que morimos. No parecemos ciudadanos de una democracia sino miembros de una religión severa.
Las madres no pueden criar a sus hijos, los niños no pueden gozar de sus madres, los ancianos mueren solos, aquellos que estudian no tienen trabajo, los  que trabajan no llegan a fin de mes,  tendremos que trabajar más para vivir menos y  para ser los más competitivos. ¿como va aquedar tiempo y ganas de ensañas a los niños los valores de solidaridad, respeto y afecto a los mas debiles, tolerancia,  bondad, paz?¿que sociedad estamos creando?.
¿Nadie va parar esta locura? Será que  no tenemos ninguna responsabilidad en el estado en que nos encontramos y no podemos hacer nada para cambiarlo?
¿Y si empezaramos a preguntarnos si de verdad somos éticos, si somos honestos, si somos solidarios y cambiando  en nuestra parcela de planeta pudieramos conseguir otro mundo?.

Acaeció que llegando a un lugar que llaman Almorox, al tiempo que cogían las uvas, un vendimiador le dio un racimo dellas en limosna, y como suelen ir los cestos maltratados y también porque la uva en aquel tiempo está muy madura, desgranábasele el racimo en la mano; para echarlo en el fardel tornábase mosto, y lo que a él se llegaba. Acordó de hacer un banquete, así por no lo poder llevar como por contentarme, que aquel día me había dado muchos rodillazos y golpes. Sentámonos en un valladar y dijó:
“Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad, y es que ambos comamos este racimo de uvas, y que hayas dél tantas partes como yo. Partillo hemos desta manera: tú picarás una vez y yo otra; con tal que me prometas no tomar cada vez más de una uva, yo hré lo mesmo hasta que lo acabemos, y desta suerte no habrá engaño.”
Hecho así el concierto, comenzamos; mas luego al segundo lance el traidor mudó de propósito y comenzó a tomar de dos en dos, considerando que yo debría hacer lo mismo. Como vi que él quebraba la postura, no me contenté ir a la par con él, mas aun pasaba adelante: dos a dos y tres a tres, y como podía las comía. Acabado el racimo, estuvo un poco con el escobajo en la mano y meneando la cabeza dijó:
“Lázaro, engañado me has: juraré yo a Dios que has tú comido las uvas tres a tres.”
“No comí, dije yo, mas ¿por qué sospecháis eso?”.
Respondió el sagacísimo ciego:
“¿Sabes en qué veo que las comiste de tres en tres? En que comía yo dos a dos y callabas.”
Reíme entre mí, y aunque mochacho noté mucho la discreta consideración del ciego.




viernes, 3 de diciembre de 2010

¿Quién enseña a los niños a ser egoistas?

Ayer tuvimos la fiesta de cumpleaños de mi sobrino Pablo, un añito cumplió, fue una fiesta genial, los sobrinos de mi cuñada ya son mayores tienen16 y 9 pero siguen jugando con los pequeños y naturalmente los mas chicos les adoran, la verdad es que fue un fiesta muy divertida.
Entre los mas pequeños habia un niña preciosa de unos 2 añitos y medio que abrió los regalos,  estuvo bailando, cantó, jugo al futbol con las cajas de los juguetes y nos hizo reir mucho con sus gracietas.
Es una niña sana, muy guapa y como es la más pequeñita en casa y esta rodeada de  muchos adultos esta un tanto mimada.
Le encantan las chuches y en la fiesta de Pablo había cantidades industriales de ellas y Carla comío tantas como pudo y le permitieron sus papas, pero como  la hora de la merienda es sagrada y siempre  tocan natillas su mama las saco del bolso  y...

A pesar de haber comido otras cosas y que la niña no tenía hambre alguna, se empeñaron en darle sus natillas que para eso las llevaban y naturalmente interrumpirle su juego y querer que coma es siempre una tonteria por que los niños se alimentan tanto jugando como con la comida pero se empeñaron y consiguieron  con mucho esfuerzo, que tomara unas cucharadas de las natillas de la discordia.

La escena es la que se supone,  Carla no quería comerlas y  ahí empezo lo que para mí es uno de los mayores errores que se cometen en la educación de los niños:

-¡Vamos Carla una cucharadita más si ya queda muy poquito, venga cariño, una más... uy, que si no la comes tú va venir Pablo y se las come, anda hija una nada más, que no Pablo, que  no podemos dartelas a tí, que son para Carla, vamos come, come que te las quita!
Y así consiguieron que las engullera.

No lo entiendo, no  lo pienso entender jamás, primero porque la niña no tenía hambre y hubiera preferido  seguir jugando y además ¿que pretendemos enseñar a los niños con esto? ¿A que les estamos educando?


Primero no respetarles el juego e imponernos por lo que creemos más importante  en este caso la comida  y luego que mensaje le estamos dando cuando les manipulamos  de este modo?¿ que potenciamos en ellos?¿La la gula, al egoismo, a la competición, al miedo al otro?.

Eso si no les inculcamos cosas peores, que he visto y oido esta escena cientos de veces y en versiones  mas duras, cuando el "malvado que quiere robarnos nuestras natillas" es la vecinita gitana o el niño del quinto que es rumano...

Y no solo a la hora de comer sino por cualquier cosa se establecen competiciones, comparaciones y  lo que mas me sorprende  es que son padres jovenes, modernos,  que consultan con el pediatra cada eructo del niño (y pobre de tí si te atreves a recomendarles algun remedio casero, que no haya autorizado Estivill) y sin embargo a lo importante no se le da importancia.

He dicho.
(la verdad es que queria contar otra cosa, pero sera otro día)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Ella III

-Tengo que ir a comprar el tabaco para mi abuelo, ¿te vienes?.
-Vale pero marchemos rápido que hoy mi padre anda revuelto y me la voy a ganar seguro.

Y cuando estábamos casi en la puerta de la calle, apareció.

-Ven aquí ¡deprisa!.-le dijo.

-Papa me voy a acompañar a cereza a comprar cosas para su abuelo.

-Eso ya lo veremos. ¿Dónde esta el tabaco que deje en la mesa de la cocina?

-Papa yo que se, yo no lo he visto.

-¿Te la quieres ganar? ¡te lo has llevado tú! como si lo viera.

- ¡Que no, que ni siquiera lo he visto, de verdad que no se donde puede estar!

-Si, te la quieres ganar, a ver ¿se miente a tu padre? eh? eh?
¿Que te digo que les pasa a los mentirosos? haber ¡dime!

-Papa que no se donde puede estar, te lo juro, lo mismo se ha caído o lo ha cogido alguien.

-Ven a la cocina. ¡¡vamos a la cocina! ¿estas sorda?.-Entonces me temblaban las rodillas, sentía una debilidad en todo mi cuerpo como si me fuera a caer.

-Tu cereza vete a tu casa que  esta golfa no va a ninguna parte en un rato.

-Pero Eugenio, si volvemos enseguida, ¡déjela!, además vamos a comprarle el tabaco a mi abuelo, si quiere le podemos traer el suyo.

-¡Vete por tu bien, que a esta no le van a quedar ganas de fumar!

Y me iba, era un fanfarrón, si me hubiera tocado un solo pelo, mi querido papa  se lo hubiera merendao, ¡que a mi  familia solo le pegaba él!.

Eugenio la llevaba a  la cocina y allí en el rincón que quedaba entre la puerta de la despensa y el fuego le propinaba las palizas,  era difícil escaparse de allí, porque si hubiera habido algún mínimo espacio para salir, no la hubiera podido alcanzar.
Pero él era perro viejo y cobarde sabia perfectamente desde donde le cerraba la salida para que no pudiera escaparse.

Se quitaba el cinturón y comenzaba el concierto, menos mal que no le daba con la hebilla, que otros han visto mis ojitos dar con la parte del cinturón que lleva el metal.

Ella se acurrucaba y se protegía la cara con las manos y los brazos, pero en verano con camiseta y falda, las piernas, los brazos, las manos, todo se llenaba de marcas.

Yo la esperaba en la calle, sabia de sobra que en cuanto acabara saldría a buscarme.
Salía  y nos marchábamos sin hablar, ella siempre con aquella rabia contenida, con los ojos llenos de agua pero que no dejaba fluir, no lloraba, no quería…

-Vamos a al patio de la fabrica vieja, y nos fumamos un cigarro.
-Tú estas loca, ¿le has quitado el tabaco? Te va a matar!
-No seas tonta, me hubiera pegado de todas formas,  lo he cogido al salir, el viejo es tonto, malo y tonto.

La fabrica vieja, era un almacén de madera que desde hacia unos años no utilizaban los dueños de la fabrica,  ocupaba casi dos calles y tenia un patio en la parte de atrás, lleno de palomas y muchas plantas que lo habían invadido todo,  la fabrica estaba ahora en las instalaciones de la carretera nueva que tenia mejor acceso y en el patio de la vieja teníamos nuestro refugio.
Allí acudíamos un montón de chicos y chicas a jugar, a fumar y a otras cosas.
Descubrimos una de las entradas a las oficinas y allí nos refugiábamos huyendo de los chicos y de los padres con correa.

Cuando le pegaba podía estar mucho tiempo sin hablar con nadie, ni siquiera conmigo, a veces sentía mucha rabia otras se sentía muy avergonzada y algunos dias era como si le diera todo igual.

-Dame un beso.- Hacia mucho tiempo que no me pedía besos, después de nuestro descubrimiento del desván, nuestros juegos cambiaron un poco, pasábamos mucho tiempo abrazadas y nos besábamos con labios apretaos.

-¡Pero si no te puedo tocar que te va a doler!-  Le había tocado un poco la cara con el cinturón y la tenia muy marcada y el labio superior ya estaba hinchado.

Yo sufría muchísimo por ella cuando le zurraban de aquella manera y ella y se burlaba de mí.

-Tu no resistirías ni un día.
-¡Claro como que mi padre es un blando!
- Si, es un blando, no te pega con correa.
-Ya pero tiene las manos muy duras y cuando me mira con esa cara me cago de miedo.

-No nos besamos bien- me dijo- los besos se dan con lengua.
-¡Que asco, eso es mentira.-Le dije.
-¡Como se nota que eres una enana!.
-¿A  Julian le das besos así?, le pregunte.
-Pues claro, los mayores nos besamos así.
-Pero tu y yo no.
-Pero porque nosotras somos chicas, tonta con los chicos los besos se dan diferentes.
-Pues yo no pienso hacer eso nunca ¡que asco! ¿ y a ti te gustan?
-No están mal, pero contigo me lo paso mejor.
-Bueno, si quieres probamos- le dije, pero no me va a gustar.





domingo, 28 de noviembre de 2010

Ella II

Jugando una tarde en su casa nos subimos al desván, no es que hubiera allí nada de utilidad pues  estaba lleno de “penas” que era  de lo que estaban llenos los sótanos y los devanes, trastos que no servían para nada pero que en la escasez no se podían tirar no volvieran  aquellos tiempos que los mayores recordaban con terror.
Aunque eran sillas rotas, aperos llenos de óxido, botellas  sin tapa, alguna mesa cojitranca y llena de carcoma y toda la ropa y el calzado de años anteriores, para nosotras aquello eran verdaderos tesoros.
Allí solíamos jugar cuando no estaban sus hermanos, que usaban el desván en exclusiva y con la amenaza de los ratones nos tenían algo controladas y tenían la seguridad de que no entraríamos allí cuando ellos no estuvieran, aunque el miedo a los ratones  no era suficiente para alejarla  y yo estando con ella nunca tenia miedo..

Aquella tarde descubrimos, el motivo para que no les molestáramos mientras cualquiera de ellos andaba por allí.

El baúl de los papeles nos traia locas, ¿que secretos escondería aquel baúl para tenerlo con llave?
La curiosidad mata al gato y si nos llegan a encontrar con aquel destornillador forzando la cerradura del baúl,  hubiéramos sido gatas muertas.

Nos llevo algunos intentos abrirlo pero lo conseguimos.

Una decepción fue lo que  nos llevamos los primeros minutos, solo  contenía  ropa  vieja y algunos papeles,  ¡menuda birria de secreto, para eso tanta cerradura! a punto estuvimos de cerrarlo y marcharnos,  sino hubiera sido por que  uno de los papeles del fondo parecía una hoja rota de revista y al intentar  cogerla aparecieron  un poco mal escondidas el resto de las hojas..

Eran en efecto las hojas mal encuadernadas de  una revista, pero había más de una.
Eran algo diferentes a aquellas que hojeábamos en la consulta del médico, que eran las únicas revistas que conocíamos.

Nuestros ojillos infantiles (tendríamos entre 7 y 9 años) no daban crédito aquello que veían.

Si hoy se puede hablar de sexualidad  abiertamente, por entonces solo la palabra sexo era pecado mortal o mejor dicho ni se mencionaba,  que decir de aquellos señores y señoritas en cueros haciendo “aquello” que ni sabíamos que era, pero que desde luego no lo podíamos contar a las mamás.

Sabiendo que nos podían pillar con aquello nos pusimos muy nerviosas y cerramos el baúl, eso si nos llevamos la hoja suelta y buscamos un lugar seguro para mirarla y descifrar aquello.

Hace poquito tiempo en una charla de café con algunas amigas que hoy tienen niños y niñas de parecida edad a la nuestra entonces preguntaba si hablaban de sexo con ellos, en la medida que ellos preguntan y en lo que podían entender y la mayoría  para mi asombro dice dejar esa información para la escuela.
Saber distinguir los genitales masculinos y femeninos no es nada difícil para los niños, saber “que” es de niños o de niñas, tampoco, pero cuando las  preguntas son algo más profundas, los chavales notan la incomodidad de sus padres y dejan de preguntarles, buscan respuestas en otros niños o en otros lugares, y pueden encontrar cualquier cosa.
Y esto es muy peligroso, porque no solo nombrar los genitales o conocer métodos anticonceptivos y de protección es hablar de sexualidad, que hacer con las emociones, como gestionar la locura que nos trae el cuerpo cuando despierta, los primeros sentimientos, los primeros encuentros todo lo que tiene que ver con la vida y que no puedes gestionar sin información y sin confianza en los adultos.

Creo que aquella noche no dormí muy bien y no podía preguntarle a mis padres sobre aquello, vamos ni muerta.

Las pocas nociones que tenía sobre sexo se reducían a irme a la cama cuando aparecía un rombo en las películas que veíamos por televisión y el haber espiado a alguna pareja de novios besándose en algún portal.

Teníamos que volver al desván y ver aquello con calma y eso fue lo que hicimos, llevarnos una de las revistas en la primera oportunidad que se presento y desde luego perder la tranquilidad  con lo que sucedió después.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Ella I

Con todos estos comentarios que he oído y visto en estos días sobre los malos tratos me trae a un estado de ánimo un poco más triste que de costumbre, además hoy día 26 de noviembre una mujer muy especial en mi vida cumpliría 42 años.

Sí mi infancia y mi adolescencia fue algo complicada para ella fue mucho mas dura, era solo dos años mayor que yo  vivía a dos puertas de la mía, tenia cinco hermanos mayores  y una hermana pequeñita.
Su madre, Carmina se buscaba la vida como podía y el padre, Eugenio también se buscaba la vida pero para él nada más.

Contaban que en un viaje que hicieron a Barcelona con dos de los niños mayores pensaron dejarlos  en alguna calle de la ciudad y volver al pueblo sin ellos, estaban convencidos que los  recogerían y los adoptarían por allí, de hecho los dejaron en un puente y se largaron, serían dos bocas menos.
Al cabo de unas  horas volvieron al mismo lugar para ver si ya no estaban, pero los niños que tendrían 5 y 6 años entonces, no se habían movido de su sitio, estaban muertos de frío y de miedo pero estaban vivos y nadie los había adoptado aún.

Supongo que en algún lugar de su conciencia habría un resquicio de lucidez y regresaron con ellos.
Se que no compraron los billetes de tren, de que forma llegaron y como hicieron para volver no tengo noticias.


Si los malos tratos eran habituales en casa, al menos mi padre trabajaba  y  podíamos comer y vestir y jamás pasamos necesidades en ese sentido, ella no podía decir lo mismo, Eugenio pasaba borracho la mayor parte del día y sin trabajo fijo, conseguía alguna chapuza de cuando en cuando, pero claro eso no daba para comer tres veces al día ni siquiera para él.
La hermana mayor servía en casa de uno de los hombres con mas dinero de por aquí, y cuando sus hijas se marcharon a estudiar a  Madrid se la llevaron con ellas, enviaba algún giro de cuando en cuando.
Creo que no ha vuelto por aquí en más de tres o cuatro ocasiones desde entonces.

Los chicos trabajaban en lo que encontraban, porque el colegio no les gustaba, claro que  si en casa estaba el padre y la hebilla del cinturón, en el colegio se burlaban de ellos y les aislaban, preferían no ir y buscar trabajos eventuales  en el campo o en alguna de las
fabricas de madera que funcionaban entonces.

La abuela que también vivía en la casa, de hecho la casa era suya,  vendía platos, cacharros de cocina y  en una ocasión un cientos de pares de medias que había traído de no se sabe donde su yerno, con tan mala suerte que la policía les estaba siguiendo la pista y le obligaron a devolver a su legitimo dueño todas las medias que ya había vendido la pobre mujer.
No hubo mas remedio que volver casa por casa, y recogerlas con la promesa de devolver el dinero en cuanto pudiera, no recuperó todas las medias claro.


Ella era muy activa, un culo inquieto que no podía estar sentada mas de cinco minutos sin buscar algo que hacer, normalmente  ese algo también me incluya a mí y por lo que seguro me llevaba alguna galleta, desde colarnos a la casa de su tía y llevarnos las ciruelas del árbol que tenia en el patio o saltar de tapia en tapia, o alrededor del brocal del pozo (cada vez que lo recuerdo me da un escalofrío), hacer rabiar a cualquiera de los pequeños que jugaban en la calle, y si llegaba el caso hacerle burla a Evaristo, que era un señor mayor con muchas malas pulgas, pero no  tan rápido como para alcanzarnos.

Evaristo era el único de la calle que tenía teléfono, todas las conferencias las ponían los vecinos en su casa y recibía todos los recados, hasta que en mi casa también fuimos modernos y tuvimos uno, y poco tiempo después cuando se marcharon él y su mujer a casa de los hijos porque estaban muy mayores, las conferencias y los recados pasaron a mi casa.
Así nos enterábamos de las riñas con los  novios de las chicas, de todos los problemas que tenían los chicos en la mili, como el teléfono estaba en el comedor y a menudo llamaban a la hora de comer, compartíamos las inquietudes con todo el vecindario.

Evaristo me quería mucho  a pesar de las veces que le hacia correr y nunca se chivaba a mi madre por ello “ese diablillo amiga tuya no es buena compañía”- me decía.
Y sí, tenia razón, que yo era un peazo pan, pero la hubiera seguido al fin del mundo, y a punto estuvo de ocurrir.

lunes, 22 de noviembre de 2010

I did be very tired

Por más que me mirabá con aquella cara de espanto no se hacía la luz en mi cabeza
Una sombra muy espesa se estaba extendiendo por momentos entre nosotras.

¿¡Pero que podía haber hecho tan grave para esa mirada, ese ceño entre decepción y espanto, apoyandose sobre la mesa para no caer,  con mi última folio entre sus manos?.

Sí, es cierto que últimamente he estado un poco menos activa, no he cumplido igual con mis deberes,  pero ¡¡ay no me mires así!.

¿Que no te mire? ¿que no te mire así?- me dijó- sí es que no me lo puedo creer cuatro años juntas viendonos dos veces por semana,  ¡casí una hora y media de cada lunes y miercoles!, pensando que no perdía mi tiempo contigo y pones en el título de la redacción  I did be very tired!.

Tiene razón, pero es verdad que estaba muy cansada y no daba para más, pobrecita, espero que apruebe en las próximas oposiciones, aunque dar clases a mujeres torpes no la vaya a ayudar!!

sábado, 20 de noviembre de 2010

Me estoy manifestando, por si no se habia notado antes.

Esto de crear un blog es algo que no tenia previsto, no era un objetivo para este 2010 pero ya que estamos, estaremos.
Soy blogoadicta desde hace algunos meses, me encanta entrar en esas "casas abiertas" y mirar lo que hay en ellas, algunas blogueras me han invitado a pasar hasta la cocina, otras me reciben desde el telefonillo y en otros lugares me he acomodado en el sofa, me he cogido las palomitas y les pido que me dejen quedarme a dormir, es un lujo poder sentirte como en casa, incluso mejor que en casa
Yo tambien quiero dejar las puertas y las ventanas abiertas para que entre el sol,  aunque de momento creo que va ha ser lo unico que entre por aquí.

Barcelona 2017

La ausencia de guerra entre las naciones no ha transformado a los hombres en menos belicosos. La violencia, típica solamente del ser hum...