De raices


Con los hielos que se forman en estas noches de invierno, algunas de mis plantas han pasado a peor vida, (que no se puede vivir mejor que en mi casa) y he tenido que eliminar algunas de ellas que no tenían salvación.
Al intentar arrancar el cepellón en alguna de las que están en el jardín, se van levantando de la tierra algunas raíces  que se alargan muchos metros de distancia, son raíces finas que han ido buscando lejos de su centro original aquello de lo que tenían necesidad para nutrir a la planta y que esta claro no se encontraba cerca de ella.

Me pregunto que fuerza, que magnetismo las empuja a buscar y a elegir  determinada dirección y  dejar  otros caminos al margen hasta encontrar precisamente ese alimento que estaba lejos de su centro.
¿Sabe la raíz que crece que la dirección que sigue es correcta? ¿Cómo detecta que el nutriente que  busca esta al norte o al sur? ¿Donde se aloja el instinto que la guía?
Sin embargo la raíz chica se prolonga hacia el elemento sin dudas, tal vez es el mismo elemento quien la conduce.

Hace poco tiempo que llegue a este mundo bloguero, de cómo llegue no tengo idea, por que páginas estuve navegando, que rutas pude seguir, que otras paginas visite  o  deje de visitar, con que criterios elegí un camino o deje otros, pero llegue aquí en un momento en que necesita normalizar mi vida, pude haber llegado antes, llevo navegando por la red mas de diez años, se quien soy desde hace mucho más tiempo, pero en un momento de frío y de soledad encontré por estos lares justo lo que estaba necesitando, como las raíces.
Espero  que la escarcha no me hiele como a  ellas y que después de llegar aquí haya sido para nada.

¡Y la que me tira los trastos sin aparecer!

Comentarios

  1. Ya ves, el instinto primitivo que lleva a las raíces en una dirección, es el mismo que te llevó a ti en otra. La que te tira los trastos habrá perdido la brújula :) ya aparecerá.

    ResponderEliminar
  2. Lo que guía a las raíces es la fuerza de la vida, que siempre se abre paso :)
    Yo estoy convencida de que las cosas llegan cuand tienen que llegar y no me refiero al pensamiento mágico, sino a que las vemos llegar cuando estamos listas para recibirlas... así que tú tranquila, estoy segura que esta primavera será fantástica. Ah! y si la que te tira los trastos está desaparecida, tranqui, ya volverá y si no, llegará otra ;)
    besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario