Fundación de las procesiones


"En 1576, una peste provocó un choque entre el arzobispo Carlos Borromeo, pecador en tránsito a la santidad, y el gobernador de Milán. El arzobispo mandaba que los fieles se reunieran en las iglesias y juntos suplicaran a Dios el perdón de los pecados que habían traído la peste. Pero el gobernador prohibía cualquier reunión en lugares cerrados, para evitar contagios. Entonces el arzobispo Borromeo inventó las procesiones. Ordenó que los santos y sus reliquias fueran sacados de las iglesias y que viajaran, en hombros de la multitud, por todas las calles de la ciudad. Aquel mar de lirios, cirios y alas de ángeles se detenía ante las puertas de cada iglesia, para entonar cánticos de alabanza a los virtuosos de la cristiandad y para representar escenas de sus vidas y milagros.
Los teatreros morían de envidia."
E. Galeano

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A ver quizás por lo que me ha removido hice un comentario intratable-
    A mi la Semana Santa me entristece y a la vez me maravilla. Me entristece por la cara de esas virgenes que lloran por ver el calvario y muerte de su hijo, con esa crueldaz, aunque resuciten, pero como algo intangible. y me viene a la mente esas caras de las madres que pierden a sus hijos, ese dolor, ese sufrimiento....
    Y me maravilla las tallas, tronos, pasos...su realismo en las caras y movimientos, son verdaderas obras de arte.
    Sólo por eso vale la pena perderse en el recogimiento de Castilla, en las saetas andaluzas y en los Salcillos de Murcia....
    Gracias u besos Cerecilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caba, creo que hemos tocado un punto sensible. Para mi la Semana Santa tambien fue un día todo eso que dices, pero además torrijas, amigos que volver a ver y mucho trabajo.
      Mi fervor religioso es ahora más bien escaso.
      Besos

      Eliminar
  3. Muy interesante siempre saber cual es el origen de las cosas, de las tradiciones, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que gracias al señor Galeano, aunque me parece que más abajo Paloma tiene otra opinión que habrá que tomar en cuenta.
      Saludos, anónimo

      Eliminar
  4. Odio la Semana Santa. Si salgo de casa no tengo forma de volver a ella porque todas las calles que dan acceso a la mía están cortadas y atestadas de gente. Tampoco entiendo el fervor religioso. Pero me gusta saber de dónde vienen las tradiciones y cómo se han ido corrompiendo con el paso del tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chris, todo tiene un origen que como la nieve cuando cae al suelo, ya no parece nieve.
      Besos

      Eliminar
  5. mmm... un poco tardía me parece esta fundación... yo creo que en el suelo patrio a esas alturas estábamos ya hartos de hacer procesiones y rogativas. Creo que era una tradición pagana que fue incluida en el repertorio ritual del cristianismo, pero no me hagas mucho caso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, si sabes algo más sobre el tema ya sabes, cuenta cuenta.
      Besos

      Eliminar
  6. Mmmmm qué interesante, supongo que sí,que es teatro por las calles, y emociona, por qué no.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario