Esto me suena

El duro trabajo físico, el cuidado del hogar y de los hijos, las mezquinas peleas entre vecinos, el cine, el fútbol, la cerveza y sobre todo, el juego, llenaban su horizonte mental. No era dificil mantenerlos a raya. Unos cuantos agentes de la Policía del Pensamiento circulaban entre ellos, esparciendo rumores falsos y eliminando a los pocos considerados capaces de convertirse en peligrosos; pero no se intentaba adoctrinarlos con la ideología del Partido. No era deseable que los proles tuvieran sentimientos políticos intensos. Todo lo que se les pedía era un patriotismo primitivo al que se recurría en caso de necesidad para que trabajaran horas extraordinarias o aceptaran raciones más pequeñas. E incluso cuando cundía entre ellos el descontento, como ocurría a veces, era un descontento que no servía para nada porque, por carecer de ideas generales, concentraban su instinto de rebeldía en quejas sobre minucias de la vida corriente. Los grandes males, ni los olían.
- George Orwell, 1984

Comentarios

  1. Debe ser que tanta enseñanza "gratuita" nos orientó y sacamos un poquito los pies del tiesto, y para evitarlo de nuevo, nos vendieron la moto de la gran clase media. Ahora tenemos cultura pero sin techo ni raciones...

    ResponderEliminar
  2. Y de nuevo nos quitan la cultura por si acaso tomamos el techo vacío de los con techo y raciones para rato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que nos consideran animales peligrosos que es mejor tener domesticados y cautivos. ¿conoces el cuento de las ovejas y los pastores, que publicó Bucay en Recuentos para Demian?
      La situación que vivimos me recuerda constantemente ese cuento.

      Eliminar
  3. es que 1984 es un peazo novelón..y al fin y al cabo Orwell solo escribía sobre psicologia de masas, que no han cambiado nada...hasta que muere un chaval con un carrito ambulante y se arma la de dios. y es que las masas es lo que tienen, están formadas por personas.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tengan los mejores investigadores sirviendo al poder, que sirvan para conocernos mejor que nosotros mismos y nos manipulen de esta forma, que justifiquemos sus actos más odiosos, sus mentiras, da verdadero miedo.
      Por eso consideran superflua la educación, no hay mayor represión que la ignorancia.
      Contra el miedo solo cabe esperanza y coraje, veremos si somos valientes!

      Eliminar
  4. Sí, a mi también me suena. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi el video de rebelión en la granja que colocaste en el blog. Parece que los tiempos cambian, pero en realidad se mueven muy despacio.
      Besos

      Eliminar
  5. Orwell no caduca. Hay tanto que leer en sus novelas... Rebelión en la granja también es algo que te pone la piel de gallina.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Anca, también leí Rebelión en la granja hace mucho, cuando era adolescente y me impresiono tanto que aún lo recuerdo.
    Recuerdo haber leído los dos libros con ansiedad.
    Un Besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario