jueves, 2 de mayo de 2013

Máscaras o escucha lo que no te digo.


"No te dejes engañar por mí.

No te engañes con las máscaras que uso, pues yo uso máscaras que tengo miedo de retirar, y ninguna de ellas soy yo. Fingir es un arte que se torno una segunda naturalez para mi, mas no te engañes. Yo doy la impresion de que soy segura, de que todo esta bien y en paz conmigo, que mi nombre es confianza y tranquilidad; es mi tema que las aguas del mar estan calmadas y que estoy en el  comando sin precisas de nadie.

No lo creas, por favor.

Mi apariencia es tranquila, pero a penas es una apariencia, es una máscara superficial, mas es la que siempre varia y esconde. Por debajo no hay tranquilidad, complacencia o calma.

Por debajo, esta mi mal en confusión, miedo y abandono. Pero yo oculto todo esto, porque no quiero que nadie vea. Caigo en pánico ante la posibilidad de que mi flaqueza quede expuesta y es por eso que yo creo máscaras detrás de las cuales me escondo con la fachada de quien no se deja tocar, para ocultarme del mirar que sabe.

Pero ese mirar es justamente mi salvación. Y esto lo sé. Es la única cosa que puede liberarme de mi misma, de los muros de la prisión que yo misma levante, de las barreras que yo misma tan dolorosamente construyo.

Pero yo no suelo hablarte de esto. No sonrias, tengo miedo. Tengo miedo de que tu mirar no sea de atención y amor. Tengo miedo de que me menosprecies, que te rias de mi, que me hieras. Tengo miedo de que en el interior de mi misma, no valga nada y que  acabes viendolo y rechazandome.

Y  continuo viviendo mis juegos, mis juegos de fingimiento, con la fachada de seguridad de afuera y siendo una criatura temblando por dentro. Con un desfile de máscaras, todas vacías, mi vida se volvió un campo de batalla. Yo converso contigo en una conversación infantil y superficial.

Te digo todo lo que no tiene la menor importancia y callo lo que arde dentro de mi.
De forma que no te dejes engañar por mi.  Pero por favor, escucha e intenta oir lo que yo no estoy diciendo y que me gustaría decir.

No me gusta esconderme, honestamente no me gusta. Y tampoco me gustan los juegos tontos y superficiales que hago. Me gustaría ser genuina, espontanea, yo misma;  y que me ayudes cogiendo mi mano, aunque sea la última cosa que aparentemente necesito. Cada vez que me ayudas un par de alas nace  de mi corazón. Alas pequeñas y frágiles, mas alas.

Con tu sensibilidad, afecto y comprensión, yo me vuelvo capaz. Me trasmites vida. No va ser fácil para ti. La idea de que yo no valgo nada viene de lejos y creó muros muy fuertes. Pero el amor es más fuerte que los muros. Ayudame a destruir  esos muros."
Autor desconocido. Aunque podría haberlo escrito yo, o tú. Cualquiera de nosotr@s.

15 comentarios:

  1. Absolutamente y afortunadamente algunos somos conscientes y podemos actuar al respecto. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ser consciente de que me has enviado un beso, emejota.
      Otro para ti, a cara descubierta.

      Eliminar
  2. Espero que esa "tu" ó "te" tome nota y te ayude a destruir los muros, y puedas vivir el amor junto a ella como tanto deseas.
    Un besazo Cerecilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, no solo de pan vivo. También al transcribirlo pensé en ti.
      Un beso, guapa.

      Eliminar
  3. Uy! lo que cuesta quitarse las capas de cebolla que algunas llevamos. Y con ayuda todo es mucho más fácil, aunque claro, el despojarse de los miedos es una elección que sólo puede hacer cada una.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vivir es una cuestion personal. Las capas tuvieron su razón de ser en un momento. Usarlas siempre después de pasado el "peligro" es lo que fragiliza desde adentro.
      Algunas acaban cayendo solas, otras necesitan esa ayuda.
      Buen viaje.
      Un beso

      Eliminar
  4. Nuestro "ser secreto", ese interior genuino y vulnerable que sólo compartimos con unos pocos elegidos, a veces equivocadamente, y otras, con un acierto que te deja sin aliento.

    Un beso de una apasionada defensora de las máscaras :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fraqueza para los elegidos, siempre hay gente maravillosa.
      Un beso, enmascarada. ;)

      Eliminar
  5. Capas? resabios? no, creo que yo ya dejé eso atrás... no tengo ya energía para mantener esas cosas que me estorbaban...

    besitos cerecita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Luz de que tu luz salga de ti tal y como la produces.
      no hay mayor felicidad que ser como se es.

      He conocido algunas personas que simplemente le han dado la vuelta a la máscara y han creido liberarse de ella.

      Todo tiene un precio, llevar mascara y no llevarla.
      Un beso, guapa

      Eliminar
  6. Y por qué hablar con máscaras??, por que no hacerlo face to fece y con sinceridad, sin tapujos, hay que apostar aunque a veces se gane y otras se pierda!!.... Te animo a que hables sin mascaras!!

    bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se trata de hablar sin máscaras si no de vivir sin ellas. Sin protección, sin red. Para ello hay que ser valiente desde luego.
      Y voy hablando sin ellas, pero despues de tanto tiempo planteandome mi "idoinedad" solo por hábito a veces me repliego.
      Crees que he usado una máscara ahora?.
      Un beso.

      Eliminar
  7. EL AMOR DESTRUYE MUROS PERO HAY QUE IR PARA ADELANTE CON CONVICCIONES, SEGURO DE SI MISMO, VALORANDOSE COMO PERSONAS QUE SOMOS... PORQUE SOMOS UNICOS.
    LOS MIEDOS PARALIZAN HAY QUE TRATAR DE VENCERLOS COMO SEA...
    QUEDARNOS QUIETOS NO NOS LLEVA A NINGÚN LUGAR Y NADIE VENDRÁ POR NOSOTROS.
    UN BESO

    ME QUEDO POR ACÁ.

    lujanfraix.blogspot.com

    MI BLOG PRINCIPAL POR SI QUIERES VISITARME.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias lujanfraix por el comentario y compartir mantel.
      Voy a visitarte sin ningun miedo. ;))

      Eliminar
  8. Fieramente humano.. las máscaras, las corazas, sólo las rompe el amor..
    un beso

    ResponderEliminar