sábado, 3 de noviembre de 2012

M? V? H?

¿Sabes que soy un tío? dice una mujer al otro lado del teléfono.

 Me suena indignada y muy familiar. Y me sorprendo claro. No tanto por la pregunta como por reconocer una voz que desde hace más de cuatro años no escucho. Y como conozco a su propietaria espero que continúe porque sé que comenzar una conversación creando sorpresa es costumbre suya y  de pronto soy consciente de que acabo de recuperarla.

Estoy segura, segurísima de que tendrá una explicación y por supuesto que es verdad lo que dice porque nunca miente.
 Sé que los aromas, los olores tienen un increíble poder evocador de  memorias pasadas y hoy su voz ha tenido efecto aroma sobre mí,  el de recordarme los muchisimos años que pase entre su casa y la mía, entre su madre y sus hermanos, en el  trabajo duro y los salarios cortos. Me ha traído el recuerdo de todos los momentos que pasamos juntas, a diario, durante tantos años como median entre que perdiéramos los dientes de leche y  cuatro años atrás. Un aroma al chocolate que le gusta tanto.

Hace cuatro años conoció a Enrique y a poco de irse a vivir con él comenzó a hibernar y sé que no fue él ni por él que se  alejo de nuestro ambiente. A pesar de intuirlo me sentí huérfana de ella, de su complicidad, de la intimidad, de su ingenio y de lo cotidiano que compartiamos.
Reconozco que pase muchos días con rabia, con la impotencia de saber que era pero no estaba.
No dejaba de repetirme que para querer a unos no hace falta dejar a otros. Y estuve enfadada con ella hasta que me di cuenta que dar libertad a quien te pide libertad es también una prueba de amistad. Que cada ser es un mundo, que ni ella misma sabía que necesitaba tanto un paréntesis entre su vida anterior y la que  organizaba para pasado mañana. Que siempre necesitó espacios y tiempos amplios para  dedicarse por completo y en una realización  impecable y que esta vez estaba apostando fuerte.
Sin muchas explicaciones, ella es así. Y que se alejará  me abrió a nuevas personas y a otros contextos.

- A ver, explicame como te has convertido en un hombre, si me consta que siempre fuiste mujer.

Simplemente ha necesitado un certificado de nacimiento y la secretaria del juzgado se ha fijado en el pequeño detalle de una letra que dice que es varón.

-Me ha preguntado si no me llamaron a filas, se ha extrañado mucho de que no me llamaran para hacer la mili, te lo puedes creer? solo hubiera faltado...
-Pues mira, con lo que te gustan a ti los uniformes...y ahora que lo dices,  acabo de descifrar una cuestión que siempre me tuvo desconcertada. ¿Te acuerdas de mis vecinos, los sobrinos de la abuela Pepa "la gitana"? Aquellos hombretones se llamaban Rosario, Pilar y Trinidad. Completo la pieza de un puzzle de dos. Los llamarían así para librarse de hacer la mili. Mira tú que listos.

Pero no te preocupes mucho, ahora si te quieres casar con Enrique ya puedes, aunque figures como hombreton de pelo en pecho no hay problema.

Pero no es ese el motivo de solicitar el certificado.

Hemos hablado mucho rato y nos hemos puesto al dia de nuestras vidas.  Y ha sido retomar desde aqui aunque obviamente ni yo soy la misma y ni ella tampoco. Pero en esencia nos hemos acompañado mutuamente  tiempo  y tiempo. Nos seguimos intuyendo y encontrando ambas aún desde lejos.
El próximo lunes la acompañaré como testigo en una declaración que necesita para volver a ser mujer. No me lo ha pedido ella, me he ofrecido yo. Y espero que después me llame para contarme como le ha ido en la consulta del  forense que tiene que peritar su sexo real. Ahí la acompañará Enrique.

- Bueno Manolo que tengo prisa, ya si eso me recoges el lunes. Y me ha ladrado en tres idiomas, como siempre...

20 comentarios:

  1. Muy bueno!jajaja me complace saber que no solo mi vida esta llena de ironía ;-)

    Oye, que bien escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blau, la ironía está en el aire. Solo que veces es fina ironía y otra una burda burla.
      Gracias por tu comentario.
      Un beso

      Eliminar
  2. Cómo es eso de ladrar en tres idiomas?jajajaja.Me sumo...escribís muy bien. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiorella, en tres idiomas, si. En castellano el ladrido es guau sin más. Donde tú te hallas es parecido a "estoooooo, guau" y en el lenuaje de mi amiga, son muchas onomatopeyas cortas y rápidas.
      ;))))
      ESttoooo un beso..

      Eliminar
  3. ¿Cuál de los tres es el inteligible? (me refiero a los ladridos,claro)
    Buen texto y recuerdos a Manolo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le doy recuerdos tuyos. Le alegrará saber que has tenido algún pensamiento cabaretesco para ella.
      Un beso

      Eliminar
  4. Me cuesta entender lo de las personas que desaparecen sin más. Entiendo la necesidad de espacio y tiempo. Y también creo en el diálogo, en que te expliquen sus necesidades. No sé si es el caso de "Manolo".

    De todas formas es genial que os podáis reencontrar y seguir tal cual.
    Y ya le vale a quien puso la V....ahora vete a que un médico te mire y manosee de arriba a abajo para que certifique lo que tú has sabido de ti toda la vida. Más allá de la anécdota divertida, me parece tremendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chris, independientemente del tono que haya adquirido el post, es una putada lo que le ha pasado a mi amiga. Qué se llama Maria de la Luz. No era confundible el nombre con un varón. Y está muy preocupada, pq imagina que hubiera tenido un niño a la hora de inscribirlo en el registro, o sencillamente que la hubieran llamado para hacer la mili. no es mal papelón el que te encuentras.
      Todos tenemos errores pero hay algunos que claman al cielo. Un poco de atención. Qué los problemas que traen son muchos. Ahora como bien dices, pasa por el forense y las declaraciones con testigos, y mil perdidas de tiempo. todo por nada...
      Un besote.

      Eliminar
    2. Cerecilla...ya has visto mi post...obviamente la primera parte de mi comentario iba por lo que me ha pasado a mí, por eso decía que no sé si será el caso de "manolo".

      Y me parece una putada tremenda... a mi hermana le dieron un DNI duplicado. Tuvo suerte porque el suyo era el "original" pero la otra persona tuvo que hacerse todos los papeles oficiales (estudios, casa, trabajos y demás). Si me pasara a mí algo así me cagaría en tóloquesemenea...

      Eliminar
  5. Ah, pues yo J...por eso de que soy "jembraaa..."
    :)

    Los encuentros tienen una energía bidireccional: abrir y recibir.

    Un beso. Y sigue lloviendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. J de jaraiz que me gusta mucho. Sigue lloviendo, aquí también.
      Un beso. De abrir y recibir.

      Eliminar
  6. Tienes razon, dejar a la gente ser libre tambien es una gran pruebade amistad.... nadie somos imprescindibles y la vida son etapas.. vaya putadilla que cometan esos errores!!

    un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. miotrawoman, a veces se ayuda más no haciendo y cuando la gente quiere volver la puerta siempre está abierta.
      Los errores que cometemos y pagan otros son muy habituales y causan muchos problemas. Un poco de atención nos facilitaría la vida a todos.
      Un beso y espero que te encuentres mejor.

      Eliminar
  7. Ha vuelto y además siendo la misma, que lo de la V venía de tiempo atrás y nadie lo sabía. La que se puede liar por marcar la casilla equivocada!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Luna, te he echado de menos. Tú tambien vuelves siendo la misma?. Se ha liado buena por una casilla, por una letra. Un tornillo suelto hace caer un avión. El valor de lo pequeño, que necesita estar bien hecho.
      Un besito.

      Eliminar
    2. Tiempo atrás una alumna mía tuvo problemas por llamarse Melanie, como ella firmaba y juraba llamarse, lo que pasa es que su padre al inscribirla dijo que su nombre era Belani "como la Belani Griffith". Cuestión de oído y de idiomas.

      Yo siempre soy la misma, Cereza, más alegre o menos, pero la misma. Soy la misma, preciosa.

      Un beso

      Eliminar
  8. La anécdota de tu amiga (amigo, según la versión oficial) contada así tiene su gracia, aunque realmente sea para tirar de los pelos a alguien, y más cuando te tiene que "inspeccionar" un forense. Maldita la gracia que me haría a mí. Hoy ya es lunes: espero que todo le/os haya ido bien.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma, lo de hoy a sido fácil. Creo que se va ha quedar en papeleos, perdidas de tiempo y horas de trabajo que recuperar después. Pero está pasando unas semanas muy malas. Primero porque le retrasa otros asuntos también importantes y con fecha de vencimiento cercana y por la impotencia que causa arreglar el desarreglo que otro cometió, las explicaciones...
      Al forense espero que le bastará con un informe ginecológico de una intervención que le han realizado hace poco. Al menos eso le han dicho. En cualquier caso es una putada.

      Eliminar
  9. Bueno, a mí una vez escribieron mi nombre como MerDeces...¿Es eso nombre de varón, de damisela, o simplemente una mier**? Por suerte no era nada que comprometiera mi sexo, jajaja...

    En cuanto a las amistades que se van diluyendo en el tiempo pero que resucitan un día, sin más...al final, y a pesar de todo, uno se alegra, ¿verdad? (ayy, el otoño me pone sentimental...jaja!)

    Oye, mil gracias por tu comentario! He tenido que renunciar temporalmente a la blogosfera porque no tengo tiempo de ná...A ver si en breve vuelven las aguas a su cauce...Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mercedes, por aquí estaremos. Espero que vuelvas y seguir leyendo a cuento semanal. Lo primero es antes.
      Enhorabuena.
      Un beso.

      Eliminar