jueves, 10 de febrero de 2011

Abusica

Realmente es fácil abusar del propio poder aún sin darnos cuenta, con la mejor intención y hasta con nuestros seres más queridos.
Abusa de su poder quien impone su criterio, sus necesidades, sus gustos o sus caprichos sobre  los de otros que dependen de él de alguna manera y solo pueden acatar sin que sus opiniones o sus necesidades hayan sido tenidas en cuenta o ni siquiera escuchadas.

Ejemplo de la vida cotidiana que una lleva como puede:
 Como Israel esta con amigdalitis y no puede salir de casa, le pedimos a la mamá de Celita vengan a  jugar un ratito, que el niño esta un poquito mejor y se aburre terriblemente toda la tarde sin salir y sin jugar porque yo que le sirvo habitualmente de manta de juegos tengo la espalda estos dias un poco contracturada y no valgo pa na.
Como la mamá no nos hace ni caso hablamos con la propia Celia para que pida a la suya mamma que la traiga y si eso ya la acercamos nosotros después.
Consiente por fin en traerla, y nos dice que Celia estaba portandose muy bien y que el premio era jugar con Israel esta tarde un rato largo y se queda ella también.
De normal, tardan un ratito en jugar juntos, primero se observan, se van acercando y por fin se admiten, se aceptan y comienza el juego. Pero pasa un ratito  desde que se quita la niña el abrigo hasta que retozan por la alfombra como poseidos (que es lo que parecen).
Suena el movíl de Celia madre y habla con alguien que le invita a visitar una casa preciosa de no se quien y que Celimama tiene muchas ganas de cotillear, y como tamaña oportunidad no se puede dejar pasar, le anuncia a Celia que tiene 5 minutos para recoger sus juguetes y su abrigo porque se van de fisgonas.
Como es de esperar la niña no quiere irse, se esta divirtiendo mucho y  el premio decia un largo rato y no una chispita de tiempo.
Celia que es lista como las ardillas, le dice todo eso y que se queda, que luego vuelva por ella pero Celimama no quiere volver luego por ella,  nos ofrecemos a acercarla a casa cuando le venga bien, pero tampoco porque una niña pequeña correteando y abriendo puertas es lo que necesita para copiar todos los detalles que pueda.
-Pero yo no quiero ver esa  casa, yo quiero jugar con Israel, lo has prometido.
-Cielo si ya has jugado mucho, otro dia volvemos y juegas más.
-¡Deja que me quede, si me he portado muy bien hoy en casa!.

No ha habido manera de convencerla, y lo que más me molesta es que Celimama se paso toda su infancia y su adolescencia sin hablar con sus padres por lo mismo que ella hace ahora y es una mujer inteligente, abierta, comprensiva pero no ha sido hoy.
A ver Celimama, es que esto de ser niña es difícil y tu no te acuerdas ya y no lo entiendes,  pero te pondré un ejemplo proporcional que si vas a entender... Todo en la vida no es es llegar y mojar, primero hay que tomar una cervecita, una cenita romantica, unas copitas, bailar pegados y después lo que surja. Y justo cuando estas en el lio, llega tu mamá y te obliga a dejar lo que estas haciendo para acompañarla a ver  lámparas.
¡Es como para  perderte el cariño, bonita!

Y cuando se marchaba  con Celita llena de lagrimas y mocos le hemos oido decir, ¡ay que niña ésta, no se que voy a tener que hacer con ella!.
 Mandawebs

2 comentarios:

  1. guarda este post y cuando celia tenga 40 años y su mamá setenta y esté en una silla de ruedas se lo das, para que le haga lo mismo...

    ResponderEliminar
  2. Farala, para cuando Celia tenga 40 años, la mami tendra 78 y estará a punto de jubilarse...uff

    ResponderEliminar

Consecuencias

La piel, de no rozarla con otra piel se va agrietando... Los labios, de no rozarlos con otros labios se van secando... Los ojos, de no m...