martes, 12 de febrero de 2013

Cor, cordis



"La raiz de término coraje es cor"corazón" en latín. En una de sus formas más antiguas, la palabra coraje tenía un significado muy distinto del que tiene actualmente. En origen significaba "decir lo que pensamos expresando todo lo que siente el corazón". Con el tiempo, esta definicion ha ido cambiando y en la actualidad está más relacionada con la heroicidad. La heroicidad es importante y es evidente que los héroes son necesacios, pero creo, que hemos perdido la idea de que hablar con honestidad y abiertamente sobre lo que somos, sobre lo que sentimos y sobre nuestras experiencias (buenas y malas) es lo que constituye la auténtica definición de coraje. La heroicidad implica a menudo poner nuestra vida en juego. El coraje ordinario, sin embargo, significa poner nuestra vulnerabilidad en juego, algo que en el mundo actual resulta muy poco frecuente.

Si prestamos atención podemos ser testigos de muestras de coraje todos los días. Las vemos cuando las personas piden ayuda. Las veo en mi clase cuando una alumna levanta la mano y dice: "Estoy totalmente perdida. No tengo ni idea de lo que está hablando".
¿Sabes lo valiente que hay que ser  para decir "no lo entiendo" cuando estás totalmente segura de que todos los que te rodean lo han comprendido? Por supuesto, en mis más de doce años como profesora he aprendido que cuando una persona es capaz de reunir el coraje necesario para decir "me he perdido", hay al menos otras diez que están en su misma situación. Puede que no estén dispuestas a correr el riesgo de  admitirlo en voz alta, pero sin duda se van a beneficiar del coraje de su compañera.

También veo coraje en mi misma cuando estoy dispuesta a correr el riesgo de ser vulnerable y de decepcionarme. Durante muchos años, si de verdad quería que algo sucediera -una invitación a hablar  en una conferencia especial, un ascenso, una entrevista en la radio- aparentaba que no me importaba demasiado. Si un amigo o un colega me preguntaban: "¿Estás ilusionada con esa entrevista en la televisión?" yo me encogía de hombros  y respondía: "¿Qué quieres que te diga. No es para tanto", cuando lo cierto era que, en realidad, estaba rezando para que me llamaran.

Hasta hace unos años no sabía que restarle importancia a algo que nos ilusiona no evita que sintamos dolor cuando no lo conseguimos. Lo que sí hace, sin embargo, es minimizar la alegría en caso de que se haga realidad. También provoca mucho aislamiento. Cuando has restado importancia a algo, no es probable que tus amigos te llamen para decirte:"Siento que no te saliera. Se lo ilusionada que estabas"

"Los dones de la imperfección". Brene Brown

8 comentarios:

  1. Coraje es ser sincera, coraje es ser honesta, coraje es vivir cada segundo en paz con una misma.
    Hay que echarle muchos bemoles a la vida para nadar contra corriente, sea ésta de la índole que sea.
    Coraje, amiga mía, coraje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos queremos ser valientes, pero nadie nace aprendido. Vivir una vida de corazón exige mucho coraje y mucha amabilidad también.
      Y a veces nadar contracorriente no es la unica alternativa. Hay barcas, remos...
      Un beso Alson.

      Eliminar
  2. Hay algunas parcelitas de vulnerabilidad que pueden revelarse a más gente que otras. También hay que saber en manos de quién vamos a poner esa vulnerabilidad y a quién le vamos a mostrar ese coraje. Puede utilizarse en nuestra contra.
    Dime cuando acabas el libro que le hago un hueco entre mis lecturas pendientes... jejejejeje
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sinceridad es para los amigos, la franqueza para los elegidos.
      Paloma, un poco de paciencia, plis. jejejejeje
      Besos, guapa.

      Eliminar
  3. Pues sólo me queda decirte "sursum corda". Arriba los corazones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Juli Gan tú también sabes latín !

      Eliminar
  4. Qué entrada más cardiológica...coraje, eso, eso, valentía de lo imperfecto. Me ha encantado la idea. Gracias
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lenteja, el libro entero es cardiaco. Coraje, compasion, conexión. Comence a aprender ingles para poder leer los libros de esta mujer. Afortunadamente el primero ya esta en castellano.
      Un beso.

      Eliminar

Cosas de niños. Adan y Eva

A el pequeño le encanta enseñarme cuanto sabe, cuanto aprende, cuanto ve. Sus libros, llenos de garabatos, son para mi como un museo llen...