domingo, 30 de diciembre de 2012

Al fisio

Javier tiene consulta de fisioterapia pq su cadera derecha le duele últimamente  y piensa que Manuela le podrá ayudar con ese problema. Como es un exagerado llega cojeando, pobre, dice que tiene una pierna más larga que otra, pies planos y otras macas que calla por verguenza. Todo una exageración suya pq corre siete kilometros todas las mañanas y parece un galgo. La supuesta cojera no es visible al menos.
Para ir a la fisio se viste con una camiseta y un pantalón de deporte. La duda le llega al momento de elegir el slip. Con el último módelo negro y lista gris brillante o con el  azul y blanco?
Cuando llega a la consulta y le cuenta a Manuela de que tratan sus molestias, ella le comenta que es un problema mecánico y que posiblemente se deba a su forma de andar y correr, y tendrá que acudir a  otro especialista para que le hagan un estudio de su pisada y posiblemente con una plantilla mejore. Pero ya que esta alli le puede trabajar algun músculo cercano a la cadera y ver que tal.
Le pide que se quite el pantalón y la camisa. Y le da un masaje en el susodicho músculo que casualmente esta al lado del culete.
Y todo esto esta contando en casa de su suegra, y la buena mujer que entra a la habitación a mitad del cuento pregunta si es necesario quitarse tanta ropa para un masaje en esa zona. Pone cara no saber muy bien si eso es imprescindible y  para quedarse con la rabadilla al aire. Y Javier le explica que si, que desnudarse fue para ver su columna y tal.
Y ella asiente pero con cierto gesto de preocupación, le acaba de llegar una duda y no sabe muy bien si preguntar lo que esta pasando por su cabeza o no, que Javier es muy suyo. Parece que va salir de la habitación sin preguntar nada pero justo  cuando llega a la puerta que da al patio, su deber de madre se impone y se atreve. Se gira y mirandole a los ojos le pregunta:
Javier, hijo mio ¿llevarías los calzoncillos limpios, verdad?


9 comentarios:

  1. Jajajajajajaja!!

    Jajajajajajajajajaja

    Ays!! las personas que no van al fisio habitualmente desconocen las dinámicas. Ahí tienes a mi tío (75 años) soliviantado porque mi tía, de los mismos años, va al fisio por una tendinitis en el hombro y se tiene que quedar en sujetador con el fisio que es hombre y negro!! Aunque creo que lo que menos le preocupa es si a mi tía le canta el ala o lleva el sujetador limpio.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Mi abue siempre nos decía, cuando salgais de viaje ir siempre con la muda limpia y si puede ser nueva, no sea que suceda algo y digan, ¡¡mira que guarros!!!...y pon ende..la que lo tiene que lavar, naturalmente..
    UN BESO Y FELIZ AÑO, CEREZA.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, por supuesto, sabido es que lo de la ropa interior,en relación a madres y abuelas, va seguido de un " a ver si te va a pasar algo"... que te rompas la crisma, te rompas un hueso parece según lo dicen, menos importante que te pillen con ropa viejuna o en estado de higiene cuestionable, jejeje.
    Besos y Feliz Año. Lenteja

    ResponderEliminar
  4. jajajaja la ropa interior limpia es requisito indispensable "porsi pasa algo"

    que el nuevo año nos pille con las bragas limpias!!!

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajaja... mi abuela también me decía lo que la suya a pepa. jajajajaja... Me ha recordado mucho a ella, que estrenaba ropa interior cada vez que iba al médico.
    Un beso, Cereza.

    ResponderEliminar
  6. Os dara mucha risa, pero ya se ve que a ninguna se os ha olvidado y cada vez que vais al medico recordais a la abuela, jajajajaja.

    Un beso chicas.

    ResponderEliminar
  7. Ajajaja.... yo gracias a ese tipo de comentarios, (propios de madres, tías o abuelas) es que incluso clasifico mi ropa interior de forma que no vaya a parar por mala suerte a un hospital o clínica con ropa de estar en casa.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Iba a decir lo mismo que expresa Lenteja. En mi caso era mi madre la que recordaba lo de ir con ropa interior que no fuera demasiado usada, no sea que pasen de tu descalabro para comentar el atuendo Victoria Secret del siglo XVIII. Jaaaajaja.

    ResponderEliminar

Consecuencias

La piel, de no rozarla con otra piel se va agrietando... Los labios, de no rozarlos con otros labios se van secando... Los ojos, de no m...