lunes, 9 de julio de 2012

libros y aparatos.

Hace unos meses compré un e-reader, en realidad era un regalo pero acabó por cosas que pasan en un autoregalo. No me apetecía mucho leer en el aparato, primero  pq soy una enamorada del papel y me parecía que era ser infiel a todos los libros que había disfrutado antes, al olor del papel, al gusto de hojear sin más, a pararme en cualquier página que me llamara la atención, a enseñarle a alguien aquel dibujo que estaba por el medio y no recordaba la pagina pero enseguida la encuentro, a quedarme dormida con el libro sobre el pecho y a encontrármelo caido en el suelo a la mañana siguiente, por darme la vuelta sobre él. Era como traicionar a mis peques que siempre que van de viaje se acuerdan de traerme un marcapáginas del lugar que visitan. Donde van a dedicarme ahora los regalos de cumpleaños y de reyes, que suelen incluir  siempre  algunos libros.

Y segundo, porque el aparato aun tenia las vibraciones con que lo compré y no se habían terminado de disolver.

Yo lo miraba, él me miraba pero nos manteniamos a distancia hasta que mi amiga Maria José aparecio en la piscina con el suyo y me lo presto un rato.
Y cuando volví a casa, lo desenvolví, y me dije voy a probarlo no sea que no furule y para que quiero más conmigo misma entonces.

Ya tengo unos cuantos títulos descargados,  necesitaré varias vidas para poder leerlos todos. Hay algo que me hace sonreir a menudo y es que cuando estoy muy absorta en la lectura, trato de volver la página con la mano, cuando me doy cuenta de lo que estoy haciendo me da risa. Parece que los gestos que se han repetido durante tanto tiempo no se olvidan con facilidad.
Lo mismo cuando vuelva a  leer uno de papel trataré de cambiar  página dandole un golpecito en el lateral.

19 comentarios:

  1. ..Siempre podrá salir una lluvia de estrellas y con ella la mágia del papel y el aroma de la tinta...¡¡coño, como me encantaba oler los libros nuevos al empezar el curso!!
    LA BOHÉME
    (No, no nos conocemos, simplemente soy una lectora más)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esnifar el olor de papel nuevo es una gozada, si. Y una vez que compre por internet libros en Brasil, llegaron con un olor especial que deseaba que no se disolviera nunca, mmmmm que bien olían.

      Eliminar
  2. ...Yo intento ir alternando papel y aparato! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo voy haciendo yo, de momento me siento más cerca del papel y es muy comodo releer, hojear. Estoy en periodo de adaptación.
      Un besito.

      Eliminar
  3. Los de papel me gustan, por cómo huelen, por cómo suenan, porque tienen "entidad", porque sabes cuánto te queda por leer y puedes volver atrás varias páginas muy fácilmente. El otro también lo tengo. No ocupa espacio, no pesa, no tengo que cambiarme de posición en la cama cuando leo páginas pares pares o impares y podría contener creo que toda mi biblioteca de una habitación... En fin, todo tiene sus pros y sus contras.

    Un beso

    Candela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por esto que dices, yo que soy escorpio con ascendente libra, me vuelvo loca para decidir en que formato compro ahora los libros y es un sinvivir, malo malo.

      Eliminar
  4. Leo en la computadora o leo en papel...adoro los libros,su papel,su tinta, su estar a mano. Sin duda que es un aparato práctico. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es sin duda, leer. El formato viene a ser el marco de una pintura, nada más.
      Un beso grande, amiga.

      Eliminar
  5. Echo de menos subrayar... Pero reconozco su utilidad.
    La alternancia es buena, para no perder sensaciones en el cajón de la desmemoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mío permite subrayar y hacer anotaciones de puño y letra :)

      Eliminar
    2. No jodas!!! (está claro que no progreso adecuadamente con la tecnología)

      Eliminar
    3. Jajajajaja Alson te has mercao un parato muy prehistórico. jajajaja

      Eliminar
    4. Si es que soy una antigua!... Mira que lo digo y no me creen.

      Eliminar
  6. Todavía no me he decidido... He comprado tres en Amazón pero han acabando siendo regalados (parece que muchas de mis amigas/os y dos de mis hijos han decidido nacer en mayo o junio.

    Cuando voy a una librería, me compro varios libros que no me van a durar 15 días y se me van 200 euros, por ejemplo, me acuerdo de la m.q.m.p y decido que se acabó, que voy a comprar, otra vez, el aparatito de marras.

    Pero se me resiste y no tengo ningún cumpleaños a la vista hasta noviembre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero desde cuando es necesario un cumpleaños o una excusa para darse un gusto útil. Aunque cuanto más tardes en agenciarte uno más pijoterias tendrá y el final es tener uno, como el móvil, uno como poco.

      Eliminar
    2. Cereza: para la "tesnologia" soy del neardental excepto en cuestión de ordenadores. Detesto los teléfonos móviles: tengo uno que prácticamente sólo sirve para eso: llamar y que te llamen, ni fotos, ni internet ni na de na.
      Y me resisto al libro electrónico porque me gusta el papel, además que estoy casi segura de que los libros que compro no están en formato electrónico, son un poco raritos.
      Lo único es que como alguien me regale uno pues tendré que usarlo porque sería feo ¿no?

      Eliminar
    3. si te regalan uno tendrás que por lo menos probar, pero ya te digo que engancha!

      Eliminar
  7. ...Juré no usar jamás ninguno de esos horribles y endemoniados aparatejos, pero ya tengo uno, lo utilizo como de toda la vida, y estoy tan contenta! Nunca podrán sustituir a la magia del papel, pero...
    (Qué asssco, cuántos vicios trae la vida moderna, jajaja, a ver cómo se resiste una).

    Un beso...y mucha lectura!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que somos asquerosamente modernas, que le vamos hacer!
      Besuco

      Eliminar

Cosas de niños. Adan y Eva

A el pequeño le encanta enseñarme cuanto sabe, cuanto aprende, cuanto ve. Sus libros, llenos de garabatos, son para mi como un museo llen...