miércoles, 24 de septiembre de 2014

Diego ha comenzado el colegio. Tiene cuatro añitos,  es el segundo año de cole  y le encanta. Además con la  suerte de tener la misma maravillosa maestra del curso pasado. Se levanta contento para ir a la escuela, allí tiene una corte de seguidores  y fans que es lo que necesita el " muy teatrero" porque el aplauso del público  le gusta un rato y lo mejor es que lo consigue de forma natural. Tiene mucha gracia, es muy guapo y lo sabe.
A veces se hace rogar y mantiene la tensión del momento justo hasta punto álgido y entonces cuenta lo que le ha sucedido en el día. Pero en otras ocasiones tiene suficientes aplausos en la recamara  y no quiere hablar. Y eso es lo que ocurrió durante la conversación telefónica que mantuvimos  respecto del primer día de cole.

Cereza: ¿Como ha ido el día? ¿Lo has pasado bien con los compañeros y la maestra?
Diego: FATAL!!!!
Cereza: (no le creo pq es su palabra preferida) ¿Pero como es  eso?
Diego: A la maestra, PA-TA-DAS.
Cereza: (Ya sé que se  ha deshecho detrás de ella contandole toooooodooooo lo que ha visto este verano, alguién me lo ha chivado antes, pero yo también soy teatrera)YA TE CUIDARAS TÚ MUCHO DE HACER TAL A LA MAESTRA...HAY QUE QUERER A LAS MAESTRAS Y CUIDARLAS... NO DARLES PATADAS... QUE NO ME ENTERE YO!!!
Diego: A la maestra... patadas y tuuuuuuuú (con voz de brujillo) ¿NO QUERRÁS QUE TE VISITEN UNOS AMIGOS CON PERROS PARA HACERTE MUCHO DOLOR...?
Cereza: Pero, SERÁS MACARRA...!!
Diego: (Alarmado)¿QUÉ SIGNIFICA ESA PALABRA...?
Cereza: Pues eso,  lo que estamos criando... Macarra, que eres un macarrón!!
Diego: YO NO SOY ESO... YO NO SOY UNOS MACARRONES CON QUEEESO...!
Cereza: Anda y que no.



2 comentarios:

  1. Ainss, la culpa es tuya que le has llamado "macarrón", jaja , que cuidaito hay que tener con los canijos..
    saluditos extremeños

    ResponderEliminar
  2. El hijo de una amiga nos contó que jugaban en EF al "cuchillo envenenado". Y que el profe les había dado un cuchillo... Mentira, claro está...

    ResponderEliminar

Cosas de niños. Adan y Eva

A el pequeño le encanta enseñarme cuanto sabe, cuanto aprende, cuanto ve. Sus libros, llenos de garabatos, son para mi como un museo llen...