Puede crecer. Crece

Para que el amor crezca no es necesario estirar el corazon y darlo de sí, como si no hubiera sitio bastante para todo lo que deseamos amar o este amor consistiera solo en cantidades industriales.
Para que el amor crezca se hace imprescindible educarlo y para educarlo es indispensable alimentarle el alma con cultura, dedicación y disciplina, para que el amor no se convierta en  un simple deseo, un desear infinito sin contención, contenido o  contenedor suficiente entre las paredes cardíacas.
Porque a veces nuestro amor es simplemente querer y con simplemente querer es posible desfigurar los más bellos cuadros de la vida.

Comentarios

  1. y yo pensando que el corazón es in-educable e irracional,,,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, pepa..!! es el corazón el que educa la mente.

      Eliminar
  2. Bueno mejor pensar que se nos ha hecho grande por querer demasiado que por una hipertensión crónica ;-)
    Me ha gustado como defines lo de educarlo, puede ser una agradable tarea sin fin.
    Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, Rosa M., pienso que el corazon se hace grande amando y lo que aparece con la hipertensión es solo una cardiomegalia.
      Feliz semana, y feliz mes de junio. :))

      Eliminar
  3. Me encanta tu sinceridad Pepa, y esa sencillez que no pretende saberlo todo y dictarlo a otros para educarlos moralmente, me gusta tu aire natural y fresco.
    Seguramente tu corazón está vivo y no le tiene miedo a nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, Pepa no suele pasar mucho por aquí, pero le trasladaré tu mensaje que seguro le encantará.

      Eliminar
  4. Anónimo, muchas gracias por tus palabras....Siempre hay que levantarse de buena mañana y decirse...A ver que me enseña la luz hoy....poner una sonrisa y a vivir,
    acariciando lo positivo y aprendiendo de lo negativo...
    Allá dónde estés recibe muchos besos
    Caba

    ResponderEliminar

Publicar un comentario