martes, 9 de julio de 2013

Imagino

Imagino y solo imagino, que el radiante sol no es consciente del calor que desprende y de la luz que emana. Afortunadamente es astro y da de si mismo aquello que es sin necesidad de medir a quien le llega su luz o a quien calienta su calor.
Da de lo que es porque ya lo es.

Imagino y solo imagino, que la semilla de naranja no tiene la urgencia de convertirse en naranjo en los primeros diez días de recostada en la tierra, afortunadamente la naturaleza le da tiempo y estaciones. Necesita cuidados pero ni siquiera es consciente cuando es una minúscula plántula de que llegara a ser flor de azahar y mas tarde deliciosa fruta.
Y no prefiere ser plántula, raíz, tallo, rama, flor o fruta porque sin ser ninguna de ellas en concreto lo es todo.
Da de lo que es porque ya lo es.

Imagino y solo imagino, que la nasciente de agua que brota entre las rocas no es consciente del cauce que trabaja, de la vida que reparte entre quienes se acercaran a su orilla o a quienes sirve de hogar dentro de la corriente. Imagino que no sabe que va a convertirse en mar ni le preocupa serlo.
Da de lo que es porque ya lo es.

Imagino y solo imagino, que las flores de mi patio no son conscientes del aroma que desprenden ni la belleza que derraman en mi vida, de cuanto alivian las retinas del árido cemento y de como transforman sencillamente el neutro viento en olor de hogar.


Imagino y no solo imagino que cuando alcanzó a subir aquel tren con la respiración jadeante y el corazón desbocado no era consciente de la luz que venía regalando y de la  bondad  y alegría sincera y profunda con las que convirtió unos días "corrientes" en días de fiesta y respiro.
Porque saber recibir también es dar.
Y ella da de lo que es y lo hace a manos llenas, porque ya lo es.

20 comentarios:

  1. Bien por la chica del tren, que trasluce amaneceres y ha despertado en ti, lucecitas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabas de recordar una canción...

      Eliminar
    2. Por lo que leo..ya hablamos hasta sinergias de amor...Oh,oh....amor estival.

      Eliminar
    3. A ver, a ver que amor es una palabra extensa...

      Eliminar
  2. Precioso!

    Paloma Peña.

    ResponderEliminar
  3. Estoy convencida de que hay energías que al cruzarse con otras (no quiero llamar las correctas pero no sirven cualquiera) hacen que todo engrandezca y se llene de luz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinergia? Sinergia profunda del alma?Eso es amor.
      Un beso, Chris.

      Eliminar
  4. Efectivamente!
    ¿¿¿Y quien dice que todas esas maravillas no son conscientes de lo que provocan????
    Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú crees que son conscientes de lo que provocan, de lo que aportan? No lo sé lo que si intuyo es que no hay cálculo en ellas, ni artificio.
      Un beso Alson

      Eliminar
  5. hay gente así, que no es consciente de la felicidad que irradian y del bien que hacen a los demas.. bendito sean..
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena gente, sombra en el estio.
      Un beso, Ico.

      Eliminar
  6. Sí que es preciosO, sí...
    Yo imagino, -como la canción- que "cada uno da lo que recibe, también recibe lo que da...(como en un círculo en el que el trazo es la confianza que regalas), o al menos eso quiero imaginar. Casi siempre sale bien.Casi ;P
    Besos.Lenteja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y que canción es esa? Me gustaria conocerla!
      Un beso, lentejilla.

      Eliminar
  7. "Días corrientes, por días de fiesta y respiro". Sencillamente fabuloso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. EStoy con Amni, esa frase es genial, yo también quiero .

    ResponderEliminar
  9. Precioso texto.
    El problema (o no problema) es quien mira, quien está alrededor: el sol lleva toda la vida calentando y solamente unos pocos agradecen su calor.
    Toda semilla tiene vocación de planta, pero solamente una mano curiosa la planta.
    El agua, desde que nace tiende al mar, pero pocos se paran a agradecer su cauce y el el se bañan, a él escuchan y con él riegan.
    Esa persona que se sube al tren es así, pero solamente unas pocas personas la ven y la disfrutan.

    Las pastillas de appertex son pequeñas t¡y se dan una cada medio kilo del animal. Es fácil: le abres el pico con la mano izquierda (metes a la gallina bajo el brazo izquierdo) y le pones la pastilla sobre la lengua, que ellas la tragan de manera inmediata. Seguramente tendrás que usar dos pastillas por animal.
    También tienes que mirar si el gallinero está limpio y "relimpiarlo", por si son piojos. Hay insecticidas en espray para las gallinas y el gallinero.
    Los animales no nos eligen, somos nosotros los que elegimos; y yo creo que esa elección nos da la responsabilidad de cuidarlos.
    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu amabilidad. Mis animales y yo te lo agradecemos infinito.
      Un abrazo

      Eliminar

Barcelona 2017

La ausencia de guerra entre las naciones no ha transformado a los hombres en menos belicosos. La violencia, típica solamente del ser hum...