domingo, 18 de agosto de 2013

Escapada

Ha pasado una semana y aún sigo soñando con los "creps de calabacín" que no llegamos a probar...
El "seitán con verduras" y yo nos conocimos un mediodía de calor espantoso en Mérida. Nunca es tarde si la dicha es buena y nos hemos hecho inseparables. Aún mi cerebro se encuentra procesando y recuerda con placer la excitación de saborear un alimento, cuyo sabor no es comparable a nada que hubiera probado antes.
La comida vegetariana no había pasado por mi paladar y ya era tiempo. Tanto que la cena la apuramos en el mismo lugar. Shangri-la.
 Del mismo modo Mérida no había pasado por mis retinas y es absolutamente fantástica. Piedras concretando planos romanos, que llevan siglos y siglos de miradas e intemperie sobre ellas. Como testigos de la evolución de las costumbres, las modas y las conciencias que no son tan diferentes a como puedan parecer, de ello adquirí conciencia mientras "Hécuba"  tomaba cuerpo en una maravillosa actuación de Concha Velasco, que refrescó una noche absolutamente "ardiente" en el teatro romano, sorprendiendo por lo dicho  y por lo hecho. Humanidad en estado puro. Tragedia y emoción que provocaron un aplauso interminable. Una recarga de energia en el sentimiento común compartido. El calor sofocante perdió el protagonismo absoluto del día y de la noche,  mientras en ese escenario maravilloso se desarrollaba en escala la vida misma.



De Trujillo me admiró su plaza y la paciencia de mis compañeras de disfrute en la espera del condumio. Y que por otra parte son ellas y Rudolf Pegaso, quiene en la valoración y escala de "Tripadvi..." merecen  la calificación de muy óptimas: por la perfecta organización del viaje, por las risas compartidas, por la naturalidad, por la entereza ante los más de 40º casi constantes en un día que no traía noche, por ser tan autónomas y a la vez tan acogedora como son y se muestran..

Un viaje para recordar y repetir con mayúsculas.. mientras sigo sin quitarme del pensamiento esos creps...

12 comentarios:

  1. A mi todavía se me aparecen las ensaladas, y creo que me dura el calor en el cuerpo que cogí allí.
    Un beso.

    Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas ensaladas, de queso gratinado con mermelada de frutos del bosque y cacahuetes con miel; ensalada Tina con cerezas pasas y frutas, Mmmmm; ensalada verde con champiñones salteados en aceite de oliva.
      Como ves yo casi ni las recuerdo, ni la mousaka, ni ....
      Y de ese calor que parecia fiebre prefiero ni hablar, sobretodo cuando mi hermano me recuerda los 25º que les hizo a ellos, grrrrr
      Un beso y una sonrisa larga. :)

      Eliminar
  2. Que ganas de ir, me han dadooo!! deseando de ver teatro en escenarios tan especiales!!!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Te echo de menos que lo sepas.
      Que desde que el cabaret es sala de fiestas te vendes muy cara. Snifff

      Eliminar
  4. Cuánto queda por ver en esta penínusla nuestra. me qeudé con las ganas de el seitán con verdura.. si te animas.. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animada estoy, hasta para repetir plato. :)

      Eliminar
  5. Piedras y creps... curiosa combinación.

    ResponderEliminar

Consecuencias

La piel, de no rozarla con otra piel se va agrietando... Los labios, de no rozarlos con otros labios se van secando... Los ojos, de no m...