Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017
En mi vida he amado entrañablemente a personas que en un momento dado me abandonaron sin, que por lo menos, me dijeran el porqué. Si yo hubiera perdido a esas personas por causa de la muerte, no lo hubiera resistido. Sin embargo, como los motivos fueron otros, encontré en la propia frialdad o en su indiferencia  fuerzas que me recondujeron a restablecer el equilibrio y continuar. En el camino hay encuentros que son reencuentros así como hay encuentros que son dolorosos desencuentros.
Imagen
A una apetecible y preciosa manzana roja  se le levantaron las faldas del telón. Se descubrió un escenario blanco y jugoso lleno de luces y pasarelas. La protagonista de aquella pieza no era una tierna gusanita, sino una serpiente de ojos ardientes y húmedos colmillos de nacar que rezumaban un zumo.
En esta obra no se sabe muy bien si la horada o la defiende, si deja su veneno o se lo lleva porque hay manzanitas que nunca se sabe de que cesta llegan, de que boca vienen o a que la labios van.